martes, 24 de febrero de 2015

SIN MEMORIA: Capitulo 24, 25, 26 y 27



CAPITULO 24:

Cuando sacamos la primer pila de cajas que tapaba la puerta, descubriendo una pequeña ventana en la puerta, la cual daba al local de comida, Liam aseguró que no veía ningún Troyano del otro lado de aquella ventana, ¿Donde se encontrarían?
_ Seguramente deben estar persiguiendo al resto de la gente de la ciudad_ Dijo Dennis _ Si todavía queda alguien_
Retiramos todas las cajas dejando la puerta descubierta, Liam la abrió lentamente, y todos comprobamos que no había ningún androide a la vista. Salimos de la heladera y detrás de nosotros Mac Foster cerró la puerta. Todos nos miramos preocupados, ¿Que nos aseguraba que nos dejaría volver a entrar a la enorme Heladera?, mi padre para despreocuparnos nos dijo:
_ Tendrá que dejarnos entrar nuevamente, no nos dejara a fuera con el control_ Mi padre tenía razón, mientras tengamos el control en nuestras manos no nos prohibiría la entrada, solo que primero debíamos recuperarlo.
Caminamos lentamente, mis acompañantes caminaban un paso detrás de mí, mirando hacia todas las direcciones.
Al salir del local de comida, el cual era un pequeño restorán, vimos a la distancia un Troyano, el cual caminaba por la galería del centro comercial, como si estuviera haciendo una especie de patrullaje.
Liam encontró el cuerpo del coronel, el cual se encontraba muerto, asesinado por un Troyano, Liam se inclinó hacia él y lo despojó de sus armas, tenía dos revólveres cargados, uno lo tomó mi padre y el otro Liam, ellos me protegerían si las cosas salían mal, aun que yo no estaba muy convencida de que aquellas armas tuvieran algún efecto sobre los androides, las armas de fuego rompen las carnes de los humanos, trayéndoles su muerte, y los androides en cuestión estaban desprovistos de carne, así que me preocupaba bastante la situación, ya que protegernos de ellos era casi imposible, a no ser que sea ocultándonos.
Antes que el androide notara nuestra presencia nosotros nos escondimos de su vista, sentándonos detrás de una enorme maseta de concreto adornada por unas pequeñas, pero cientos de florecitas blancas:
_ ¿Debemos actuar ahora?_ Me preguntó Dennis bajando la voz.
_ No lo sé, y ¿Qué se supone que debó hacer?_ Le respondí y luego le pregunte a mi padre.
_ Yo creo que debes caminar hacia él, y el androide solo te reconocerá como uno de ellos, no creó que te vea como humana_ Me respondió mi padre.
_ Pero luce como cualquier humano_ Agrego Liam.
_ Si, es cierto, pero las hipótesis que formulamos no sirven de nada, debó ver lo que pasara si me acerco a él, puede reaccionar tanto de forma violenta como no_ Les dije levantándome del lugar, mi padre y Liam me tomaron de los brazos, les atemorizaba que me acercara a aquella maquina maligna, pero me solté de ellos y caminando lentamente me fui acercando al Troyano.
Vi como mi padre y Liam acercaban los cañones de las armas a través de las flores, por si acaso era necesario utilizarlas. También observe que el Troyano había notado mi presencia, ya que me miraba fijamente con sus ojos vidriosos. Me quede inmóvil unos segundos, los cuales parecieron siglos, y en un segundo más el androide había sacado del interior de su brazo una pequeña pistola, en ese momento entendí, que ante el entendimiento del Troyano, yo era un humano, comencé a correr cuando el androide me apuntaba para dispararme.
Mi padre y mi amigo salieron de su escondite y descargaron todas las balas sobre el cuerpo metálico del Troyano, pero las balas no hicieron más que chocar contra el metal y atravesarlo, solo un disparo fue efectivo, el cual había dado en la articulación del brazo que sostenía el arma, en ese momento la extremidad del robot quedo inutilizada, al igual que su arma, solo la llevaba colgando como un peso muerto, entonces el androide sacó del interior de su otro brazo todavía funcional, una espada corta, la cual se veía muy filosa.
El Troyano era muy veloz, por que en unos segundos llegó hacia mí y trato de atacarme con su espada, yo me cubrí con el brazo derecho, el cual recibió el golpe, y por consecuencia la espada atravesó profundamente la piel y la carne llegando hasta el hueso de mi brazo, había dejado en mi una herida tan grande y dolorosa, que no hice más que gritar repetidas veces, sin embargo, mientras gritaba, el androide había descubierto a través de la herida que mi esqueleto era de metal, me reconoció como un androide, por lo que dio la media vuelta y se dirigió hacia mis amigos y mi padre, en ese momento me olvide del dolor que sentía, y con la fuerza de mis dedos arranque de la nuca del androide su cerebro , donde el androide se apagó de inmediato, mi padre y Liam me abrazaron de inmediato:
_ ¿Duele?_ Me preguntó Dennis muy sorprendido, estaba viendo a un androide sufrir dolor físico, eso lo sorprendió mucho.
_ Si, duele, y mucho _ Le respondí.
_ Es asombroso, por fuera luces como humano, pero por dentro tu esqueleto es metálico_ Decía Dennis aun más sorprendido al ver el metálico hueso del cúbito que se dejaba entrever atreves de la herida.
A unos pasos de nosotros se encontraba el control todo hecho triza, y no se veía ningún otro Troyano en el lugar, tomamos el control.
Antes de volver entramos en una farmacia y Liam cubrió mí herida con gasa y un antiséptico:
_ Debiste ser doctor_ Le dije mientras Liam colocaba la ultima gasa en su lugar.
_ Porque cubro una herida con gasa, no se significa que deba ser doctor, cualquiera podría hacerlo_ Me decía riendo.
_ Antes de volver con Mac Foster necesitó una computadora y otras cosas más para arreglar el control_ Interrumpió mi padre.
_ En el centro comercial encontraremos todo eso_ Le dijo Liam.
_ Si, por eso debemos pasar por una ferretería y por un local de tecnología_ Nos dijo mi padre, luego me pregunto cariñosamente _ ¿Cómo te sientes?, ¿Te duele?_ Dijo señalando mi brazo.
_ Ya está mejor, Liam se encargó de vendarlo_ Le conteste, donde mi padre sonrió aliviado.
Sin ningún problema conseguimos los artefactos que precisaba mi padre para arreglar el control, tomó una computadora que él eligió en el mostrador, tomó algunas herramientas tales como un destornillador, pegamento, un cable de conexión que encajara con la entrada del control al computador, y otras cosas más.

CAPITULO 25:

Cuando Mac Foster vió que nos acercábamos, abrió la puerta de la heladera, se lo veía bastante pálido:
_ Creo que no deberíamos volver a entrar a la heladera, si continuamos adentro enfermaremos o nos congelaremos_ Propuso Dennis al mirar la tez sin color del obeso científico.
_ Nos sentaremos en una mesa del restorán, pero tu vigilaras que no se acerque ningún Troyano_ Le dijo mi padre _ En el caso que veas uno volveremos a entrar a la heladera_
Todos, excepto Dennis, el cual custodiaba la puerta del restorán, nos sentamos alrededor de la mesa más cercana a la heladera, nos encontrábamos a varios metros de allí, en caso de emergencia deberíamos cruzar el comedor y la cocina en unos segundos.
Mi padre colocó todos los utensilios sobre la mesa. Estaba preparando las cosas para ponerse manos a la obra cuando Mac Foster lo interrumpió con sus preguntas:
_ ¿Para que necesitas la computadora?, el control se puede reconfigurar directamente no necesitas una computadora para acceder a él_
_ ¡El control lo voy a arreglar yo!, por lo tanto lo hare como yo quiera, y si quiero usar una computadora de intermediario entre el control y la configuración, ¡así lo hare!_ Le respondió mi padre sin levantar la voz, pero lo bastante imponente como para que no le volviera a dirigir la palabra nuevamente hasta dentro de un rato, lo había intimidado.
Yo no comprendía mucho de computadoras, pero con mi poca experiencia creía que lo que decía Mac Foster era cierto, eso me hizo pensar que algo estaba tramando mi padre, donde yo no entendía que era, pero no me atreví a preguntar, solo espere haber que sucedía.
Mi padre volvió a unir las piezas cuidadosamente del control, y las fue pegando con el pegamento.
Una vez ensamblado correctamente, con cada pieza en su lugar. Mi padre se preparó para presionar el botón de encendido, cuando escuchamos a Dennis gritar:
_ ¡Algo se acerca!_ Todos corrimos a encontrarnos con él, para nuestra suerte, no era un androide lo que el chico vió de lejos, si no que era una persona, era el capitán de la policía y el nuevo coronel del ejército, y algunos soldados y policías, habían estado resistiendo el ataque de los Troyanos, pero los androides les ganaban en número y fuerza, así que ingresaron al centro comercial ocultándose, pero creían que los Troyanos en cualquier momentos los encontrarían nuevamente, se acercaron a nosotros y tuvimos una breve charla con ellos:
_ ¡Hay sobrevivientes!_ Grito el Capitán mientras se acercaban a nosotros.
_ Yo soy el Coronel de la fuerza armada, Blaster Glitter, y él es el Capitán de la policía local, Charlie Brown_ Luego dirigió la mirada a Mac Foster_ Sus Troyanos han destruido la ciudad, y han matado a la tercera parte de la población, si continúan así, en unas horas no quedara nadie vivo en esta ciudad_
Antes que Mac Foster se defendiera, mi padre les habló de la siguiente manera:
_ Estoy arreglando el control con el cual este científico ha vuelto a los Troyanos en nuestra contra, mi intensión es arreglar los desastres de este hombre_
_ Señor, realmente lo alabó, y lo felicitó por su acto de generosidad, ¿Cuándo cree usted que terminara aquel control?_ Le preguntó el Coronel Glitter, él había tomado el lugar de Malraux en el hecho de su muerte, es decir hacia unas pocas horas.
_ En eso estaba, síganme y les mostrare_ Los policías y los soldados se quedaron custodiando la entrada del restorán, mientras los demás mirábamos la magia de mi padre.
Mi padre presionó el botón del control, el cual se encendió de inmediato, todos, menos Mac Foster alabaron a mi padre, le extendían la mano y le decían cumplidos:
_ Ahora solo falta mandar la señal cambiada_ Mi padre conectó el control a la computadora, e de inmediato hizo aparecer cientos de comandos, y solo pude entender una barra gris oscuro que se llenaba que decía “Enviando”, supuse que en ese momento había mandado la nueva señal al control para ser recibida por todos los Troyanos.

CAPITULO 26:

Cuando mi padre desconectó el control de la computadora escuchamos que en la puerta del restorán se estaba llevando a cabo una batalla.
Los Troyanos habían entrado al centro comercial y atacado a los policías y militares, donde estos resistieron con balas, estaban reteniendo el ingreso de los autómatas al local, nos protegían a nosotros y al control, el cual era la última esperanza, si el control había sido arreglado correctamente todo se acabaría, la amenaza de los Troyanos desaparecería.
Mi padre tomó fuertemente el control en sus manos y corrió a la puerta del local, para observar la pelea que se había desatado, inmediatamente todos seguimos sus pasos, ¿Qué se proponía?, mi padre quería ver de cerca cómo reaccionarían los Troyanos al presionar el control.
El Capitán de la policía local, Charlie Brown colocó su brazo en el hombro de mi padre y le dijo de forma paterna:
_ Llegó el momento de terminar con esto, tengamos fe que funcione_
Mi padre asintió levemente su rostro en forma de aprobación, y presionó la tecla “enter” del comando del control, todos desviamos nuestras miradas hacia los Troyanos, queríamos ver que sucedía.
Lo que sucedió, ninguno de nosotros allí presentes no los esperábamos.
Los Troyanos al momento de recibir la señal, sus luces azules metálicas que decoraban su cuerpo se volvieron grises oscuras, al igual que la barra de envió de la computador de mi padre, y a continuación todos los androides se apagaron cayendo desplomados al suelo, todos queríamos una explicación.
Mac Foster estaba furioso, y él entendía muy bien lo que mi padre había hecho.
Lo que mi padre envió al control no fue un nuevo comando, sino que había sido un virus, el cual contaminó el control, y al enviar el mensaje a todos los androides, estos no solo se apagaron, sino que murieron para siempre:
_ ¡No!, ¡Mis Troyanos!, ¡Los has destruido a todos!, deberás pagar por cada uno de ellos, no te perdonare el hecho que hallas dejado inutilizado a toda la generación de androides Troyanos…_ El capitán de la policía lo interrumpió.
_ Sera mejor que cierres la boca, porque tu deberás pagar por todos los daños ocasionados por tus Troyanos a nuestra ciudad_ Le decía mientras le esposaba las manos detrás de su espalda_ Y también penaras por todas las muertes que has provocado, eres el criminal número uno en la ciudad, y pagaras todos tus crimines con el más elevado castigo, la pena de muerte_ Mac Foster no hacía más que gritar y resistirse.
_ ¡No!, no tienen derecho, ¡si se atreven les juro que…!_
Y sin hacer caso a sus amenazas se lo llevaron esposado, y esa fue la última vez que vi a Mac Foster.

CAPITULO 27:

Cuando salimos del centro comercial, mis ojos presenciaron el más horrible de los espectáculos posibles, las calles estaban destruidas, bañadas por la sangre de las víctimas de los Troyanos, las casas y los negocios estaban desordenados y con los vidrios rotos.
La ciudad pareciera haber pasado treinta años de guerra, cuando solo había sido un solo día.
No pude evitar que las amargas lágrimas corrieran por mi rostro.
Liam me dio un largo abrazó consolador, y luego hizo algo que no esperaba, me besó.
Me dio un largo, apasionado y cariñoso beso con sus suaves labios.

---

¿Te ha gustado la novela? ¿Qué te parecio?

Puedes bajar el libro en el sigueinte LINK:
http://www47.zippyshare.com/v/LvmRQA8F/file.html

Gracias por acompañarme con la lectura de SIN MEMORIA




4 comentarios:

  1. ¡Wow! ¡En un día los robots causaron tanta destrucción! Sí que son fuertes... o eran, mejor dicho. El nombre del capitán de la policía... ¡Ji, ji, ji! Me causó mucha gracia... ¡Charlie Brown! ¡Ja, ja, ja! Faltaba Snoopy. ¡Ji, ji, ji! No tomes a mal esto. No es una burla, sólo que me causó gracia. Me resulta curioso que hayas elegido ese nombre.

    Al final Nadine es más humana que máquina y sus sentimientos lo demuestran. Eso la aparta de un robot completamente. Por suerte ella salió ilesa. Yo creía que algo le sucedería porque los Troyanos fueron hechos en base a ella... Hmm... Me hubiera gustado ese final trágico. Ji, ji, ji. Disculpa, sucede que a mí me gusta la tragedia.

    Sin embargo, me hubiera gustado saber cómo hubiera reaccionado la gente tras tanta destrucción y, sobretodo, al saber que Nadine es una máquina (aunque como dije ya es más que una máquina). ¿Le tendrían miedo? ¿La odiarían? ¿Le tendrían desconfianza a partir de ahora? Además si cambiarían su opinión sobre los robots, que tanto confort les han dado aunque ahora entienden el peligro que suponen. Creo que queda como un final abierto.

    La novela estuvo genial. Se nota una gran mejoría con respecto a "Amigos de mentira". Ojalá sigas escribiendo y así crearás una gran novela. :-D

    Gracias a ti por compartir esta novela. Nos vemos en la siguiente o en el próximo texto que expongas ;-) ¡Saludos y felicitaciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por acompañarme durante toda la publicación de la novela..

      jajja si ya se, ese nombre es horrible, pero soy muy mala para bautizar a mis personajes. jaja

      Si la idea era dejar un final semi inconcluso, o final abierto.

      Y con respecto a la tragedia, me es muy dificil escribirlas o matar a mis personajes, por que me encariño con ellos jeje, aun que ahora ando escribiendo una obra que creó que tendra un final tragico. Ya veremos.. jeje

      Tengo varias novelas escritas, pero no creo que las vaya a publicar en el blog, o talvez lo haga más adelante, no se...

      Un abrazo, nos vemos en la proxima.

      Eliminar
  2. Hola, acabo de ver que me sigues en google+, así que he chafardeado un poco. Me quedo por aqui con tu permiso, pero dame un poco de tiempo para ponerme al´día con tu novela.
    Un abrazo desde Sitges, Barcelona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, es un gusto tenerla por mi blog, sea bienvenida, espero que le gusten mis escritos. SALUDO

      Eliminar