sábado, 28 de febrero de 2015

Reflejo paralelo

Cuanta una remota leyenda, que en los confines del aura se esconde un espejo, espejo de reflejo paralelo a la realidad, donde lo lindo es feo y lo bueno es malo, donde lo vivo esta muerto y los que se alegran sufren. ¿Cómo podría existir tal artefacto?  
Una joven de semejante curiosidad y sed por la aventura, un día escuchó la leyenda, fue entonces cuando la inquietud la embargó. Anhelaba verse en aquel espejo, y saber que se reflejaría. Pasó meses recaudando información sobre aquel rumor.    
Un libro ocultó en una vieja biblioteca abandonada, le reveló una posible ubicación del espejo, la joven leyó las páginas amarillentas mientras sentía que la adrenalina le inundaba el corazón:
“Donde la tierra termina, y su reino levanta el océano, debajo del cielo entre la noche y el día, el espejo se forma y del vientre de la aurora su reflejo se desprende”     
Un velero la muchacha alquiló, y sin vacilar se lanzó a alta mar. Surcó el ancho océano, hasta su culminación, ahí donde el plano planeta viste uno de sus cuatro limites.
Allí entre el cielo y la tierra el aura intermedia nacía, envuelta en colores bailaba y escondía en su interior un enorme espejo.
La joven entusiasta corrió hacia él espejo, pero no vió nada, solo había un reflejo gris sin ninguna forma. Primero sintió desilusión, y luego se enojó, había recorrido tanto mar para ver un espejo que ni siquiera servía. 
Antes de marcharse de vuelta se quedó mirando el espejo por largos minutos, estaba guardando la imagen en su memoria, a pesar de ser inservible era muy hermoso.
La superficie del espejo, se veía áspera, sintió curiosidad por tocar aquella extraña faz.
Extendió su mano lentamente y con su dedo índice tocó el reflejo gris del espejo.
La superficie era fría, y parecía que aquella helada temperatura se contagiaba por él resto de su brazo. Retiró su mano velozmente. ¿Qué había sucedido?  
Volvió a estirar su brazo, pero esta vez no tocó la superficie del espejo, si no que la atravesó.     
De repente se encontró en otra realidad, el mundo se había vuelto escuro y tenebroso, la tierra escupía fuego de sus entrañas, y no había agua por ningún lado. La faz del planeta era pisado por seres horrendos, sombras caminantes y monstruos alados.
Sintió tremendo miedo del mundo que la rodeaba, y era extraño, ella no era una chica cobarde, intentó volver a traspasar el espejo, pero ya no era posible, desde esa realidad el espejo era solido. 
A su lado había un anciano sentado en el suelo llorando, y cuando la vió se acercó a ella corriendo mientras le decía:
“Yo antes de cruzar el espejo, era un hombre fuerte y valiente, ahora me paso los días llorando en un rincón y con el cuerpo frágil”
Al escucharlo creyó que debía compadecerse de él, pero no lo hizo, no sintió el mínimo de pena por aquel pobre hombre, en su otra realidad ella era un alma sensible y apasionada, aquí se había vuelto fría e indiferente, y aun que lo sabía no podía actuar de una manera distinta.
El anciano siguió hablando, la joven lo escuchó de muy mala gana, le molestaba que le hablara y le fastidiaba su simple presencia:
“Yo era un hombre muy callado y tonto, pero ahora tengo una extraña necesidad por decir muchas cosas, y nunca parar de hablar, además aquí dentro mi mente se ha abierto, comprendo muchas cosas que antes no comprendía, incluso sé cómo salir de aquí”
Esta vez la joven comenzó a escucharlo con interés, pero antes le pregunto “Si sabes cómo salir de aquí ¿Por qué no te has ido antes?”, el anciano le respondió: 
“No he podido porque estoy muy débil, apenas puedo mantenerme en pie, es una teoría, pero suena bastante convincente” El anciano camino hacia el espejo y lo señaló con su delgado dedo huesudo “Nosotros llegamos a esta realidad atravesando el espejo, que supongo debe ser en aquella realidad de un material inconsistente fácil de atravesar, pero aquí es su contraste, totalmente solido, impenetrable, creería que deberíamos romper su consistencia para poder atravesarlo”
“¿Cómo hare eso?”
El anciano le dio una piedra rígida.
La joven entendió de inmediato lo que debía hacer.
Tomó distancia del espejo y con toda la fuerza que pudo recaudar en su brazo arrojó la roca contra el espejo.
La superficie del espejo estalló como el cristal, dejando en su interior una abertura lo bastante amplia para que una persona lo traspasara. Pero debieron darse prima, por que el agujero en el espejo lentamente comenzaba a regenerarse y a cerrarse.
La joven saltó por el agujero, y por detrás la siguió el anciano, que con mucha dificultad logró pasar por la abertura. 

Desde la realidad correspondiente observaron como el espejo volvía a componerse, y donde se hallaba el enorme hoyo solo se encontraba la superficie gris del espejo, como si nunca hubiera estallado hacía unos minutos atrás y lucido una amplia grieta en su centro.     

viernes, 27 de febrero de 2015

Cual noche etérea



En la bóveda celeste
se alzan las calcinas estrellas
lucen como luciérnagas,
que brillan para que las encuentren.

La orbe lunar,
se viste de nívea faz,
de sus cráteres llora,
cientos de lagrimas brumosas.

Cual noche etérea,
se baña de oscuras sombras,
más los bramidos la honran,
cuando los lobos la esperan. 

Alzan su vista al cielo flamante,   
canes de ojos ambarinos,
cosechan en ladridos,
llamados anhelantes.  


jueves, 26 de febrero de 2015

Un árbol para navidad

Tecleaba en mi computadora, aquellas cuentas bancarias. Siempre el mismo trabajo monótono todos los días, siempre el mismo trabajo de contaduría. Pero no me quejaba, ganaba tanto para darle a mi hija todo lo que se merecía. Solo eso importaba.
Espere hasta que la impresora terminara de imprimir todos los formularios. El jefe debería firmarlos lo cuanto antes.  
Tome los formularios toda apresurada y me encamine hacía la oficina de mi jefe. Mi jefe era un hombre muy serio, era muy difícil percibir alguna emoción detrás de su traje y corbata.
Abrí la puerta lentamente y dando unos pasos hacia delante ya me encontré frente al escritorio.    
Allí estaba sentado rígido en su silla, mirándome por encima de sus anteojos de marco metálico.
No espere a que me dijera nada, le entregaría los formularios y saldría de la oficina lo más rápido posible, no era un hombre que inspirara confianza:
_ He terminado de imprimir los formularios, solo falta su firma…_
_ Si, ya se cual es mi trabajo_ Me interrumpió _ Debo reconocer que tu también haces un buen trabajo_ Ese alago en verdad me sorprendió, y más proviniendo de él _Pero…_ ¡Oh cielos!, ¿Qué me diría ahora? _ Pero la empresa está a un pie de caer en quiebra, y no puedo darme el lujo de tener más empleados de los que mi bolsillo pueda cubrir_
Quede paralizada, ¿Me estaba despidiendo?:
_ ¿Me está despidiendo?_   
_ Efectivamente, lo siento mucho_ Suspiró hondo y continuó despidiéndome _Y, la indemnización que seguramente esperas no es la que recibirás, el presupuesto de la empresa ha decaído en picada y no podrá cubrir tu siguiente sueldo, por favor junta tus cosas_ Y así perdí mi empleo, a unos días de navidad.          
La indemnización no tardo mucho en llegar, cuando la vi creí que era una broma, ¿Doscientos pesos?, ¿Cómo podría vivir con doscientos pesos hasta que encontrara un nuevo trabajo?, definitivamente este año no tendríamos navidad. Me angustiaba en solo pensarlo, en solo imaginarme la cara de mi niña cuando se enterara que no festejaríamos su fiesta favorita.    
Volví a mi antiguo lugar de trabajo, exigiría un poco más de respeto:
_ ¡¿Doscientos pesos?! ¿Qué se supone que haga con doscientos pesos?_
_ Eres una buena contadora, seguro sabrás invertirlos bien_ Definitivamente se estaba burlando de mi.
_ Es bastante denigrante despedirme, pero ¿Tenía que burlarse de mí?_
_ ¿Cómo se atreve a pensar qué soy capaz de tal cosa?, pero si se siente ofendida está en su libertad de rechazar el dinero_ 
No pude evitar reírme, no venía a rechazar el dinero, venía a exigir lo que me merecía. Siempre fui una buena y respetuosa empleada, ¿No me merecía aun que sea conservar mi dignidad? Por eso decidí marcharme de esa oficina con  la poca que me quedaba. 
Me di media vuelta y encamine mis pasos hacia la salida, pero antes mi antiguo jefe me paró en seco con su imponente voz:   
_ Porque siempre me caíste bien, te daré un plus en tu indemnización_ No supe si reírme o no, solo espere a saber que se proponía.   
El hombre abrió un cajón en su escritorio y me entregó una pequeña caja roja que sacó del interior del cajón.    
Salí de la oficina despidiéndome por cortesía, aun que en verdad no se merecía que lo saludara o le dirigiera la mirada nuevamente. Detestaba aquel hombre.
Cuando llegue a mi casa mi niña me recibió en un abrazó y me preguntó emocionada por la caja que traía entre manos:
_ No sé que es _
_ Entonces ábrelo_ Dijo toda entusiasmada, pobre niña, era tan fácil contentarla y tan fácil desilusionarla al mismo tiempo.  
Abrí lentamente la caja y mis ojos encontraron el contenido. Me quede boquiabierta, viejo mezquino, me había dado un juego de luces navideñas. Definitivamente detestaba aquel hombre.
A diferencia de mi, mi hija reaccionó encantada, con un dilatado “Waaauuuu” y un entusiasmado “Me encantaaaan” .
Teníamos las luces, pero ni siquiera teníamos un árbol al que decorar, en mi mente dos pensamientos batallaban por ganar mi decisión, debía desperdiciar los doscientos en un árbol que alimentara la ilusión de una niña, o utilizarlos para la cena de navidad y alimentar mejor su cuerpo.
Sabía bien cuál era la opción correcta, el alimento es más importante que un simple árbol.    
Ingresamos al centro comercial más cercano, y lo primero que hizo mi hija fue salir corriendo de mi lado para ver los árboles de navidad. Eso me partió el corazón ya que no podía comprarle uno:
_ ¿Cuál llevaremos mami?_ No podía ser, se me resecó la garganta y mis manos comenzaron a traspirar, no quería hacerla sentir triste, pero tenía que saber la verdad.
_ Ninguno_
_ ¿Qué?, ¿Por qué?_ Preguntó mientras sus ojitos se tornaban confusos y dejaban asomarse la desilusión por detrás_ ¿No tendremos árbol de navidad?_ 
_ No dije que no tendríamos uno, solo que no lo compraríamos_ ¡O por Dios!, era incapaz de mentirle.     
_ ¿Eso qué significa?_ Preguntó con ojos esperanzadores.
_ Que tendremos un árbol poco común, uno muy especial_ Algo ya se me ocurriría, o eso esperaba, le había prometido un árbol que no tenía.   
Gaste los doscientos en una cena poco suculenta, esta navidad comeríamos pizza con jugo de naranja, ¡Me sentía tan miserable!, y de postre compre unos bombones helados, esos que se sostienen por un palito de madera, eran ricos, pero no para una fiesta navideña.    
A pesar que por la mediocre cena que tendríamos mi niña se sintió más entusiasmada, era una niña que adoraba la pizza. Pero no pude sentirme aliviada por eso, ella no entendía, que no sería una cena especial como ella pensaba que sería. Ni siquiera tendría un regalo.  
Estuve todo el día antes de navidad deprimida, aun que intente disimularlo frente a mi hija, ella no se merecía sentir lo mismo que yo, era muy pequeña todavía para sufrir mal alguno.
La noche buena, comimos la pizza, que debo admitir, estaba muy sabrosa, mi hija no dejaba de reírse, decía que era la mejor navidad de todas, mientras las otras familias compartían aburridas cenas tradicionales, nosotras disfrutábamos una deliciosa pizza, no la contradije, si la ignorancia la hacía feliz, yo no le arruinaría su inocencia.      
Llegó medianoche y la pequeña me preguntó abriendo sus brillosos ojitos inocentes:
_ ¿Mi regalo?, apuesto a que es el mejor de todos_ Un nudo se formó en mi garganta amenazando con salir y hacer estragos en mi rostro con lagrimas, pero de repente mi mente se aclaró y comprendí.  
Comprendí que la felicidad no se siente a base de la tenencia de lo material, sino de la sincera compañía, que te acompaña porque en realidad desea hacerlo.  
Comprendí que el valor de las cosas no se vale en su precio, sino en la importancia que nosotros le damos.  
Y también comprendí, que una navidad, para ser la mejor navidad, no debe la mesa rebalsar de elegantes platos, ni tampoco se debe regalar los más caros regalos, la mejor navidad se da cuando uno la cree la mejor, porque sabe apreciar lo que verdaderamente tiene valor.          
Mire a mi pequeña niña, le di un cariñoso abrazó y le dije:
_ Tu regalo es esta navidad, una navidad como ninguna, la mejor navidad de todas_ Le di una sonrisa _ ¿En qué otra navidad se comería pizza?_     
Ella rió feliz. Verdaderamente era feliz.
Me devolvió el abrazo y me dijo:
_ ¿Y el árbol?_
Mire hacía todas direcciones en mi living, tendría que encontrar una solución, le había prometido un árbol, no podía desilusionarla y arruinar la navidad, entonces vi la solución, mi estantería de libros, de muchos libros. Amaba la lectura.
Me acerque a la librería y sacando un libro de aventuras le dije: 
_ Una navidad especial, se merece un árbol especial, uno poco común_ Tome varios libros y los coloque en el suelo cerca del ventanal que daba al patio _ Ayúdame_ Le dije entregándole un libro de contaduría.
Apilamos todos los libros formando un cono que se elevaba varios centímetros, era estupendo, y todavía no estaba acabado.   
Abrimos la caja roja que me había regalado mi antiguo jefe y enrollamos las luces alrededor del cono literario.
Cuando terminamos, la pequeña traía entre sus manos una pequeña estrella de papel que acababa de cortar, estaba media desprolija, pero no importó, era perfecta para esta ocasión.
Encendimos las luces y nuestro árbol de navidad se encendió alegremente, era precioso, porque lo habíamos armado con amor verdadero.
Volví a la librería y descubrí que había quedado un libro en los estantes, cuando lo tome, me sorprendí, era un libro de cuentos de navidad.   
Nos sentamos alrededor del árbol y leímos algunos cuentos, cuando veía la enorme y sincera sonrisa en el rostro de mi hija, mi corazón se inundaba de regocijo. Era verdaderamente feliz.
Cuando nuestros ojos vencidos por el sueño amenazaban por cerrarse, mi hija me da un largo abrazó de despedida antes de retirarse a su habitación, diciéndome al oído:

_ Este ha sido el mejor regalo de todos los que he tenido_              

miércoles, 25 de febrero de 2015

El Sobre Secreto.

Caminaban sobre la vereda tres amigos, riendo de un chiste que Nicholas les contaba, uno que incluía ardillas:
_ Entonces la ardilla pregunta ¿Dónde están mis avellanas? y en eso el caracol le responde…_ Pero no pudo terminar de contarlo porque el más pequeño del trió lo interrumpió, también era el que más imaginación tenía. 
_ ¡Miren a ese extraño hombre!_ El pequeño sentía la adrenalina subirle hasta el pecho.  
Había un anciano que caminaba veloz por enfrente de la calle, su rostro expresaba preocupación. Doblo velozmente la esquina, casi corriendo, dejando que se le callera al suelo un sobre amarillo.
Los niños corren a recoger el sobre, pero sus ojos ya no encontraron al anciano. Doblaron la esquina pero parecía haber desaparecido.
Cuando Iván, el más inteligente, el interesado por la ciencia, mira el sobre con detenimiento, se extrémese al leer las leyendas que poseía. Tenía tres palabras escritas en mayúscula, en color rojo, y resaltadas por signos de admiración, el sobre parecía serio:
_ ¡URGENTE!... ¡CONFIDENCIAL!... ¡SECRETO!_ Leía Iván la portada del sobre cerrado.        
Nicholas, el más gracioso del grupo, siempre contando chistes, y si eran de ardillas mejor, no pudo evitar que en su boca se desplegara una enorme sonrisa divertida, veía en aquel extraño sobre una aventura.  
En cambio el más pequeño del grupo no se veía tan entusiasmado:
_ Creo que deberíamos tirarlo a la basura_ Decía girando la mirada en todas direcciones, se sentía observado.
_ ¿Estás loco?, tenemos que saber que hay dentro_ Decía Nicholas cada vez más entusiasmado.
_ Sí, pero aquí no, puede ser peligroso_ Termino por decidir Iván _ Iremos a mi casa, y allí decidiremos qué hacer con el sobré_   
Corrieron a la casa de Iván, que por suerte no quedaba muy lejos.  
Dentro, se encerraron en la habitación, aseguraron la puerta, por si las dudas, y se pusieron a analizar el sobre cerrado.  
Notaron que el sobre no tenía nada escrito además de esas tres extrañas palabras, no tenía direcciones ni ninguna clase de información. Además el sobre era muy liviano, lo que indicaba que dentro había una sola hoja de papel. ¿Qué misterios guardaría?
Los chicos sentados en torno al sobre no dejaron de formular hipótesis sobre su contenido:
_ ¡Yo todavía sostengo que deberíamos desasearnos de él!, incluso mejor destruirlo_ Decía el pequeño.
_ ¡No!, ¡Yo quiero saber que hay dentro!_ Decía Nicholas.  
_ Creo que primero deberíamos considerar las posibilidades, los pro y los contra, y todas las consecuencias que podríamos padecer si abrimos ese sobre_ Formulaba Iván teniendo el sobre en sus manos.  
_ ¿Y si es una conspiración terrorista contra el presidente?, yo no quiero tener eso cerca mío_ Decía el pequeño.
_ ¿Qué? ¡No!_ Reía Nicholas _ Apuesto que es información sobre un tesoro, o una expedición secreta, ¿Acaso no les gustaría buscar la Atlántida?_    
_ No lo sé, hay científicos que dudan que alguna vez siquiera haya existido_ Pensó Iván.
_ Y ¿Sí es algo peor?_ Decía el pequeño bajando la voz _ Y ¿Sí es información sobre el encubrimiento de los extraterrestres?_
Nicholas al escucharlo se lanzó a reír a carcajadas. En cambio Iván negó aquella teoría:
_ Eso es totalmente irracional, totalmente ilógico, no hay ninguna prueba contundente que verifique la existencia de tales cosas_ Decía Iván siempre tan escéptico.
Y así fue como comenzó una discusión, el pequeño se había sentido ofendido porque Nicholas se había reído de él y de su teoría con respecto al contenido del sobre. Y no importaba cuales fueran las teorías que formularan sus amigos, Iván siempre las rechazaba con argumentos científicos y racionales.  
Nicholas y el pequeño estuvieron más de media hora discutiendo, diciéndose lo incrédulos e inocentes que eran por formular aquellas teorías. Como Iván vió que la discusión no acabaría a no ser que se develara por fin el contenido del sobre, decidió abrirlo:
_ ¡Basta!_ Gritó parando la discusión de sus amigos _ Solo hay una forma de saber que hay dentro_ Y diciendo esto rompió el extremo del sobre, Nicholas lo intento detener, pero ya era tarde, el sobre ya estaba abierto.  
Iván fue el primero en leer lo que decía el interior del sobre, la verdad no supo cómo reaccionar a lo que tenía frente a sus ojos, ¿De qué se trataba en verdad?, ¿De una broma?    
Antes de que su mente conjeture alguna respuesta, se limitó a leer lo que decía aquella hoja tan misteriosa:
_ “La curiosidad mato al gato”_  Leyó. 
_ ¿Qué significa eso?_ Preguntó el más pequeño.
_ Significa que nos han jugado una broma_ Le respondió Nicholas sintiéndose decepcionado por el contenido.  

No dejaron de pensar que aquel anciano que había perdido el sobre, lo tubo planeado todo desde un principio, y seguramente debe estar riéndose pensando en lo que pudo haber ocasionado.     

      

martes, 24 de febrero de 2015

SIN MEMORIA: Capitulo 24, 25, 26 y 27



CAPITULO 24:

Cuando sacamos la primer pila de cajas que tapaba la puerta, descubriendo una pequeña ventana en la puerta, la cual daba al local de comida, Liam aseguró que no veía ningún Troyano del otro lado de aquella ventana, ¿Donde se encontrarían?
_ Seguramente deben estar persiguiendo al resto de la gente de la ciudad_ Dijo Dennis _ Si todavía queda alguien_
Retiramos todas las cajas dejando la puerta descubierta, Liam la abrió lentamente, y todos comprobamos que no había ningún androide a la vista. Salimos de la heladera y detrás de nosotros Mac Foster cerró la puerta. Todos nos miramos preocupados, ¿Que nos aseguraba que nos dejaría volver a entrar a la enorme Heladera?, mi padre para despreocuparnos nos dijo:
_ Tendrá que dejarnos entrar nuevamente, no nos dejara a fuera con el control_ Mi padre tenía razón, mientras tengamos el control en nuestras manos no nos prohibiría la entrada, solo que primero debíamos recuperarlo.
Caminamos lentamente, mis acompañantes caminaban un paso detrás de mí, mirando hacia todas las direcciones.
Al salir del local de comida, el cual era un pequeño restorán, vimos a la distancia un Troyano, el cual caminaba por la galería del centro comercial, como si estuviera haciendo una especie de patrullaje.
Liam encontró el cuerpo del coronel, el cual se encontraba muerto, asesinado por un Troyano, Liam se inclinó hacia él y lo despojó de sus armas, tenía dos revólveres cargados, uno lo tomó mi padre y el otro Liam, ellos me protegerían si las cosas salían mal, aun que yo no estaba muy convencida de que aquellas armas tuvieran algún efecto sobre los androides, las armas de fuego rompen las carnes de los humanos, trayéndoles su muerte, y los androides en cuestión estaban desprovistos de carne, así que me preocupaba bastante la situación, ya que protegernos de ellos era casi imposible, a no ser que sea ocultándonos.
Antes que el androide notara nuestra presencia nosotros nos escondimos de su vista, sentándonos detrás de una enorme maseta de concreto adornada por unas pequeñas, pero cientos de florecitas blancas:
_ ¿Debemos actuar ahora?_ Me preguntó Dennis bajando la voz.
_ No lo sé, y ¿Qué se supone que debó hacer?_ Le respondí y luego le pregunte a mi padre.
_ Yo creo que debes caminar hacia él, y el androide solo te reconocerá como uno de ellos, no creó que te vea como humana_ Me respondió mi padre.
_ Pero luce como cualquier humano_ Agrego Liam.
_ Si, es cierto, pero las hipótesis que formulamos no sirven de nada, debó ver lo que pasara si me acerco a él, puede reaccionar tanto de forma violenta como no_ Les dije levantándome del lugar, mi padre y Liam me tomaron de los brazos, les atemorizaba que me acercara a aquella maquina maligna, pero me solté de ellos y caminando lentamente me fui acercando al Troyano.
Vi como mi padre y Liam acercaban los cañones de las armas a través de las flores, por si acaso era necesario utilizarlas. También observe que el Troyano había notado mi presencia, ya que me miraba fijamente con sus ojos vidriosos. Me quede inmóvil unos segundos, los cuales parecieron siglos, y en un segundo más el androide había sacado del interior de su brazo una pequeña pistola, en ese momento entendí, que ante el entendimiento del Troyano, yo era un humano, comencé a correr cuando el androide me apuntaba para dispararme.
Mi padre y mi amigo salieron de su escondite y descargaron todas las balas sobre el cuerpo metálico del Troyano, pero las balas no hicieron más que chocar contra el metal y atravesarlo, solo un disparo fue efectivo, el cual había dado en la articulación del brazo que sostenía el arma, en ese momento la extremidad del robot quedo inutilizada, al igual que su arma, solo la llevaba colgando como un peso muerto, entonces el androide sacó del interior de su otro brazo todavía funcional, una espada corta, la cual se veía muy filosa.
El Troyano era muy veloz, por que en unos segundos llegó hacia mí y trato de atacarme con su espada, yo me cubrí con el brazo derecho, el cual recibió el golpe, y por consecuencia la espada atravesó profundamente la piel y la carne llegando hasta el hueso de mi brazo, había dejado en mi una herida tan grande y dolorosa, que no hice más que gritar repetidas veces, sin embargo, mientras gritaba, el androide había descubierto a través de la herida que mi esqueleto era de metal, me reconoció como un androide, por lo que dio la media vuelta y se dirigió hacia mis amigos y mi padre, en ese momento me olvide del dolor que sentía, y con la fuerza de mis dedos arranque de la nuca del androide su cerebro , donde el androide se apagó de inmediato, mi padre y Liam me abrazaron de inmediato:
_ ¿Duele?_ Me preguntó Dennis muy sorprendido, estaba viendo a un androide sufrir dolor físico, eso lo sorprendió mucho.
_ Si, duele, y mucho _ Le respondí.
_ Es asombroso, por fuera luces como humano, pero por dentro tu esqueleto es metálico_ Decía Dennis aun más sorprendido al ver el metálico hueso del cúbito que se dejaba entrever atreves de la herida.
A unos pasos de nosotros se encontraba el control todo hecho triza, y no se veía ningún otro Troyano en el lugar, tomamos el control.
Antes de volver entramos en una farmacia y Liam cubrió mí herida con gasa y un antiséptico:
_ Debiste ser doctor_ Le dije mientras Liam colocaba la ultima gasa en su lugar.
_ Porque cubro una herida con gasa, no se significa que deba ser doctor, cualquiera podría hacerlo_ Me decía riendo.
_ Antes de volver con Mac Foster necesitó una computadora y otras cosas más para arreglar el control_ Interrumpió mi padre.
_ En el centro comercial encontraremos todo eso_ Le dijo Liam.
_ Si, por eso debemos pasar por una ferretería y por un local de tecnología_ Nos dijo mi padre, luego me pregunto cariñosamente _ ¿Cómo te sientes?, ¿Te duele?_ Dijo señalando mi brazo.
_ Ya está mejor, Liam se encargó de vendarlo_ Le conteste, donde mi padre sonrió aliviado.
Sin ningún problema conseguimos los artefactos que precisaba mi padre para arreglar el control, tomó una computadora que él eligió en el mostrador, tomó algunas herramientas tales como un destornillador, pegamento, un cable de conexión que encajara con la entrada del control al computador, y otras cosas más.

CAPITULO 25:

Cuando Mac Foster vió que nos acercábamos, abrió la puerta de la heladera, se lo veía bastante pálido:
_ Creo que no deberíamos volver a entrar a la heladera, si continuamos adentro enfermaremos o nos congelaremos_ Propuso Dennis al mirar la tez sin color del obeso científico.
_ Nos sentaremos en una mesa del restorán, pero tu vigilaras que no se acerque ningún Troyano_ Le dijo mi padre _ En el caso que veas uno volveremos a entrar a la heladera_
Todos, excepto Dennis, el cual custodiaba la puerta del restorán, nos sentamos alrededor de la mesa más cercana a la heladera, nos encontrábamos a varios metros de allí, en caso de emergencia deberíamos cruzar el comedor y la cocina en unos segundos.
Mi padre colocó todos los utensilios sobre la mesa. Estaba preparando las cosas para ponerse manos a la obra cuando Mac Foster lo interrumpió con sus preguntas:
_ ¿Para que necesitas la computadora?, el control se puede reconfigurar directamente no necesitas una computadora para acceder a él_
_ ¡El control lo voy a arreglar yo!, por lo tanto lo hare como yo quiera, y si quiero usar una computadora de intermediario entre el control y la configuración, ¡así lo hare!_ Le respondió mi padre sin levantar la voz, pero lo bastante imponente como para que no le volviera a dirigir la palabra nuevamente hasta dentro de un rato, lo había intimidado.
Yo no comprendía mucho de computadoras, pero con mi poca experiencia creía que lo que decía Mac Foster era cierto, eso me hizo pensar que algo estaba tramando mi padre, donde yo no entendía que era, pero no me atreví a preguntar, solo espere haber que sucedía.
Mi padre volvió a unir las piezas cuidadosamente del control, y las fue pegando con el pegamento.
Una vez ensamblado correctamente, con cada pieza en su lugar. Mi padre se preparó para presionar el botón de encendido, cuando escuchamos a Dennis gritar:
_ ¡Algo se acerca!_ Todos corrimos a encontrarnos con él, para nuestra suerte, no era un androide lo que el chico vió de lejos, si no que era una persona, era el capitán de la policía y el nuevo coronel del ejército, y algunos soldados y policías, habían estado resistiendo el ataque de los Troyanos, pero los androides les ganaban en número y fuerza, así que ingresaron al centro comercial ocultándose, pero creían que los Troyanos en cualquier momentos los encontrarían nuevamente, se acercaron a nosotros y tuvimos una breve charla con ellos:
_ ¡Hay sobrevivientes!_ Grito el Capitán mientras se acercaban a nosotros.
_ Yo soy el Coronel de la fuerza armada, Blaster Glitter, y él es el Capitán de la policía local, Charlie Brown_ Luego dirigió la mirada a Mac Foster_ Sus Troyanos han destruido la ciudad, y han matado a la tercera parte de la población, si continúan así, en unas horas no quedara nadie vivo en esta ciudad_
Antes que Mac Foster se defendiera, mi padre les habló de la siguiente manera:
_ Estoy arreglando el control con el cual este científico ha vuelto a los Troyanos en nuestra contra, mi intensión es arreglar los desastres de este hombre_
_ Señor, realmente lo alabó, y lo felicitó por su acto de generosidad, ¿Cuándo cree usted que terminara aquel control?_ Le preguntó el Coronel Glitter, él había tomado el lugar de Malraux en el hecho de su muerte, es decir hacia unas pocas horas.
_ En eso estaba, síganme y les mostrare_ Los policías y los soldados se quedaron custodiando la entrada del restorán, mientras los demás mirábamos la magia de mi padre.
Mi padre presionó el botón del control, el cual se encendió de inmediato, todos, menos Mac Foster alabaron a mi padre, le extendían la mano y le decían cumplidos:
_ Ahora solo falta mandar la señal cambiada_ Mi padre conectó el control a la computadora, e de inmediato hizo aparecer cientos de comandos, y solo pude entender una barra gris oscuro que se llenaba que decía “Enviando”, supuse que en ese momento había mandado la nueva señal al control para ser recibida por todos los Troyanos.

CAPITULO 26:

Cuando mi padre desconectó el control de la computadora escuchamos que en la puerta del restorán se estaba llevando a cabo una batalla.
Los Troyanos habían entrado al centro comercial y atacado a los policías y militares, donde estos resistieron con balas, estaban reteniendo el ingreso de los autómatas al local, nos protegían a nosotros y al control, el cual era la última esperanza, si el control había sido arreglado correctamente todo se acabaría, la amenaza de los Troyanos desaparecería.
Mi padre tomó fuertemente el control en sus manos y corrió a la puerta del local, para observar la pelea que se había desatado, inmediatamente todos seguimos sus pasos, ¿Qué se proponía?, mi padre quería ver de cerca cómo reaccionarían los Troyanos al presionar el control.
El Capitán de la policía local, Charlie Brown colocó su brazo en el hombro de mi padre y le dijo de forma paterna:
_ Llegó el momento de terminar con esto, tengamos fe que funcione_
Mi padre asintió levemente su rostro en forma de aprobación, y presionó la tecla “enter” del comando del control, todos desviamos nuestras miradas hacia los Troyanos, queríamos ver que sucedía.
Lo que sucedió, ninguno de nosotros allí presentes no los esperábamos.
Los Troyanos al momento de recibir la señal, sus luces azules metálicas que decoraban su cuerpo se volvieron grises oscuras, al igual que la barra de envió de la computador de mi padre, y a continuación todos los androides se apagaron cayendo desplomados al suelo, todos queríamos una explicación.
Mac Foster estaba furioso, y él entendía muy bien lo que mi padre había hecho.
Lo que mi padre envió al control no fue un nuevo comando, sino que había sido un virus, el cual contaminó el control, y al enviar el mensaje a todos los androides, estos no solo se apagaron, sino que murieron para siempre:
_ ¡No!, ¡Mis Troyanos!, ¡Los has destruido a todos!, deberás pagar por cada uno de ellos, no te perdonare el hecho que hallas dejado inutilizado a toda la generación de androides Troyanos…_ El capitán de la policía lo interrumpió.
_ Sera mejor que cierres la boca, porque tu deberás pagar por todos los daños ocasionados por tus Troyanos a nuestra ciudad_ Le decía mientras le esposaba las manos detrás de su espalda_ Y también penaras por todas las muertes que has provocado, eres el criminal número uno en la ciudad, y pagaras todos tus crimines con el más elevado castigo, la pena de muerte_ Mac Foster no hacía más que gritar y resistirse.
_ ¡No!, no tienen derecho, ¡si se atreven les juro que…!_
Y sin hacer caso a sus amenazas se lo llevaron esposado, y esa fue la última vez que vi a Mac Foster.

CAPITULO 27:

Cuando salimos del centro comercial, mis ojos presenciaron el más horrible de los espectáculos posibles, las calles estaban destruidas, bañadas por la sangre de las víctimas de los Troyanos, las casas y los negocios estaban desordenados y con los vidrios rotos.
La ciudad pareciera haber pasado treinta años de guerra, cuando solo había sido un solo día.
No pude evitar que las amargas lágrimas corrieran por mi rostro.
Liam me dio un largo abrazó consolador, y luego hizo algo que no esperaba, me besó.
Me dio un largo, apasionado y cariñoso beso con sus suaves labios.

---

¿Te ha gustado la novela? ¿Qué te parecio?

Puedes bajar el libro en el sigueinte LINK:
http://www47.zippyshare.com/v/LvmRQA8F/file.html

Gracias por acompañarme con la lectura de SIN MEMORIA




lunes, 23 de febrero de 2015

SIN MEMORIA: Capitulos 21, 22 y 23



CAPITULO 21:

Estaba naciendo un nuevo día, y ninguno de los tres habíamos dormido nada, la preocupación invadía nuestras mentes, hoy era el día, Mac Foster mandaría la señal a los androides, y las calles de la ciudad serian un desastre.
Estábamos indecisos, ¿Cómo debíamos actuar?, ¿Debíamos advertirles a las autoridades de la ciudad o debíamos impedirlo por nuestras propias manos?
Mac Foster invitó a que toda la ciudad se congregara en el centro comercial al mediodía de ese mismo día, allí daría a conocer “la gran sorpresa” que le tenía preparada, claro nosotros ya sabíamos de qué se trataba, pero el resto de la ciudad lo desconocía ingenuamente.
Era el mediodía y nosotros al igual que el resto de la ciudad nos encontrábamos en el centro comercial, incluso Malraux y sus científicos también se encontraban en el lugar, pero por suerte estábamos con los mismos disfraces del otro día, por lo tanto ignoraban nuestra presencia.
En el escenario se encontraba Mac Foster, y detrás de él estaban aproximadamente cincuenta Troyanos formados en cinco cuadrillas, esto nos olía mal, debíamos actuar rápido, antes que sea imposible volver a atrás.
Mac Foster caminó lentamente hasta el micrófono que se encontraba en medio del escenario y habló, con esa carisma que lo caracterizaba:
_ Saludo a la gente de mi hermosa ciudad, y como los amo tanto, he traído la sorpresa que les prometí, se que la han estado esperando con entusiasmo, y si es cierto que cambiara la vida de cada uno de los que están aquí presente, incluyéndome a mi…_
_ ¡No lo escuchen!_ Grite y me adelante subiendo al escenario, no soportaba escuchar tantas mentiras, ahora mismo les revelaría a todos la verdad, habíamos planeado otro plan, pero no pude esperar tanto, así que continúe hablando _ ¡Es un mentiroso!, ¡Sus troyanos esperan recibir una señal que los vuelva hostiles y violentos contra nosotros!_ Mac Foster me miró impactado, pero luego cambio su rostro de impresión a burlón.
_ ¡¿Qué?! ¿la escucharon?_ Le preguntó a la gente envuelto en una tormenta de carcajadas, contagiando a la multitud dejándome ver como una loca, que se encontraba fuera de sí.
Liam y mi padre me observaban consternados, seguramente pensaban que había echado todo a perder, pero no, sabía muy bien lo que estaba haciendo:
_ ¿A caso creen que estoy loca?_ Entonces en ese momento me quite la peluca, dejándome ver, la multitud no entendía nada, pero los rostros de los científicos, del coronel y de Mac Foster se transformaron, me miraban estupefactos, boquiabiertos e inmóviles, no se esperaban eso, pero Mac Foster cambió nuevamente su rostro y continuo burlándose de mí:
_ ¡Yo no la conozco!, ¿Y ustedes?_ Decía descosquillándose de risa mientras me mira de una forma muy perturbadora, clavando sus redondos ojos en los míos, me estaba amenazando.
_ ¡No finjas que no la conoces!_ Grito Liam desde la multitud, y todos al instante voltearon a verlo _ Tu, tu mandaste a secuestrarla, la necesitabas para construir la nueva generación de tus androides_ Todos miraban a Liam, algunos se reían, otros comenzaban a impacientarse o asustarse.
_ Ellos explotaron mi casa y mi laboratorio por raptarla, yo soy su padre, y he creado un humano mitad androide_
Mac Foster dio dos pasos firmes y grito señalando a mi padre:
_ ¡Esa es una acusación muy arriesgada!, y ni siquiera es cierta, no tienen como demostrar lo que dicen, así que lárguense del centro comercial, antes que las autoridades los obliguen a salir de aquí por la fuerza_
El Coronel Malraux toma a mi padre del antebrazo para acompañarlo a la salida, pero mi padre se negó:
_ ¡No te atrevas! Me niego a dejar el centro comercial sabiendo lo que traman_ Le decía mi padre muy enojado mientras quitaba su brazo de los dedos del coronel.
En ese momento me di cuenta que debía probar lo que decía, tenía que mostrarle a la gente que realmente era un androide.
Así que me agache e introduje mis dedos en las maderas que formaban el escenario, y quite varias como si fueran hojas de papel que arrancaba de un viejo libro, toda la gente me miró asombrada, aquellas maderas del escenario estaban unidas entre sí por fuertes clavos y pegamentos, y solo se podían desprender con las herramientas adecuadas.
Hubo un momento de silencio, y luego comenzaron a sentirse pequeños rumores, la audiencia hablaba, unos se preguntaban a otros en voz baja:
_ ¿Sera cierto?, ¿Ella es un androide?_
_ Y si lo que dicen es cierto, ¿Qué nos pasara a todos ahora?_
Max Foster da media vuelta y me observa fijamente frunciendo su entrecejo mientras hundía su maligna mirada en mí, era una persona muy intimidante, y a continuación de esta mirada me dice muy pausadamente, pero con voz fuerte para que todos lo oyeran:
_ ¡Ya que las cosas no funcionaron como las planee!, creo que debo enviar la señal ahora mismo_ Y dando media vuelta otra vez, miró a la multitud sacando de su bolsillo un pequeño artefacto plano con una pequeña pantalla que mostraba el mensaje que enviaría a todos los troyanos, pero antes que pueda enviar la señal, la multitud entendió la gravedad del problema, y
comenzó a subir el escenario para quitarle el aparato a Mac Foster, el científico dio unos pasos hacia tras esquivando las manos de las personas, los esfuerzos de la gente de la ciudad fueron en vano, porque Mac Foster a pesar de estar rodeado por una muchedumbre enfurecida se las arreglo para oprimir la tecla de envío de aquel artefacto, celebrando con una carcajada les decía a todos:
_ Ya está hecho, el mensaje está siendo enviado, y en unos segundos todos estarán bajo mi autoridad, la ciudad tendrá un nuevo orden social, y yo estaré a la cabeza de todos, y los troyanos me aseguraran eso_ Sus horrendas carcajadas retumbaban el techo del centro comercial haciéndolo estremecer todo.
En un instante los troyanos encendieron sus luces azules, y por sus ojos vidriosos pasaron números y letras que subían y bajaban bailando por sus orbitas, estaban recibiendo el mensaje.
Ya recibido el código sus ojos quedaron limpios de comandos, e inmediatamente desenvainaron sus armas, y saltando del escenario atacando a la gente, mucha gente murió en el acto, pero la mayoría salió del centro comercial escapando de las balas y de las espadas de los androides, mi padre y Liam subieron al escenario esquivando la gente que huía y escondiéndose de los violentos Troyanos.
Mac Foster reía observando el espectáculo, yo tenía muchas cosas que decirle, pero eran tantas que no sabía por dónde empezar, mi padre se abalanzó sobre él, golpeándolo con el bastón que era parte de su disfraz:
_ ¡Malnacido!, te mereces que te… _ Mac Foster lo interrumpió deteniendo el bastón con su mano.
_ ¡Ya está hecho!, la victoria es mía, yo soy el único que puede manejar a los Troyanos_ Y escribiendo en su artefacto, presionando diferentes teclas exclamó _ ¡Troyanos!, escóltenme a mi mansión_ Los ocho troyanos más cercanos detuvieron su casería, quedándose inmóviles en su lugar, luego estos rodearon al científico en forma de protección, aquel artefacto controlaba a los androides, podía detener o reanudar la guerra, o pedirle protección.
Un joven muy delgado y pequeño que se ocultaba detrás de un mostrador, se escudriño entre los Troyanos con una agilidad y rapidez impresionante llegando al centro del circulo, y le robó a Mac Foster de sus manos el artefacto, el científico quiso recuperar el artefacto, pero el joven lo arrogó al suelo con fuerza y luego lo piso varias veces mientras exclamaba:
_ Esto debe desactivar a los robots, ¡Nos dejaran por fin tranquilos!_
_ ¡Nooooooo!, ¡¿Qué has hecho insolente?!_ Exclamaba tirando al joven al suelo de un solo golpe.
Los troyanos miraron su control hecho trizas en el suelo y luego miraron a Mac Foster, no sabían qué hacer, estaban confundidos, uno de los androides exclamó con su voz metalizada:
_ ¡Error!, esperando comando de activación_ Los robots repetían esta frase reiteradamente, en sus ojos comenzaron a pasar comandos, como si estuvieran buscando una respuesta a su confusión.
_ ¿Qué está sucediendo?_ Le pregunto Liam a mi padre.
_ Parece que los androides están buscando una solución a su falta de ordenes_
Los androides volvieron a hablar, todos en coro:
_ Buscando última orden recibida… “humanos amenaza” _ Los robots se colocaron en posición de ataque mirándonos, los únicos humanos en el lugar a la vista éramos nosotros, incluyendo Mac Foster y sus secuaces, todos corrimos a lo largo del centro comercial, Mac Foster y Malraux corrían detrás de nosotros escapando también de los troyanos, ellos al ser humanos, también eran una amenaza. Mi padre quería detenerlos, pero Liam y yo se lo negamos no había suficiente tiempo, los Troyanos estaban unos metros atrás de nosotros.
Los Troyanos lograron alcanzar a los científicos y al coronel, eso nos dió tiempo para alejarnos un poco de ellos, solo quedábamos cinco, Mac Foster, Liam, mi padre, yo, y el adolescente que había destruido el control de los Troyanos.
Los cinco ingresamos en un local de comida, los Troyanos nos pisaban los talones, corrimos con todas nuestras fuerzas y entramos en una heladera tan grande como una habitación, los últimos en ingresar fueron Liam y mi padre, los cuales cerraron la puerta unos segundos antes que entren los robots.
Estábamos encerrados con un hombre despreciable, culpable de lo que estábamos viviendo, y fuera nos acechaban ocho Troyanos, los mismos que al principio protegían a su creador.

CAPITULO 22:

Las paredes de la heladera estaban cubiertas por fuertes estantes que albergaban comida congelada, desde carnes ovinas hasta pescados y jamones, había también decenas de cajones que apilados unos sobre otros como solidas torres guardaban en su interior latas y botellas de diferentes jugos bebibles.
Liam y mi padre sostenían la puerta, los troyanos intentaban ingresar, y lo estaban haciendo, la puerta estaba cediendo, y a menos que se actuara rápido, en unos segundos tendríamos a los Troyanos dentro, así que gire sobre mi misma inspeccionando el lugar, a ver que podría ser útil para esta ocasión, al ver las pilas de cajones, las empecé a empujar contra la puerta, el joven desconocido al entender mi plan me ayudó a colocar los cajones mientras los demás sostenían la puerta, excepto Mac Foster que estaba bastante perplejo como para ayudar en algo, solo se sentó sobre un cajón mirando al vacio de su mente, nadie sabe qué es lo que habrá pasado por su cabeza en ese desesperante momento.
Con la entrada ya asegurada mire al joven desconocido y le agradecí por la ayuda:
_ Gracias _ El joven me respondió con una tímida sonrisa _ ¿Cuál es tu nombre?_
_ Dennis, y ¿Es cierto que eres un androide?, porque no luces como uno_
_ ¡Oh, Dennis! Soy mitad androide y la otra mitad humano, naci de la unión del ADN con el metal_
_ ¡Wau!, ¡Asombroso!, ¿Y duermes y te alimentas como nosotros?_
_ Sí, pero no con tanta frecuencia, al ser mitad humano, solo necesito la mitad del alimento que consume un humano cualquiera_ Dennis escuchaba mis palabras con mucha atención y asombro.
_ Entonces si eres mitad androide, ¿Los troyanos te ven como ellos o como un humano?_ Me preguntó el joven curiosamente, sin darse cuenta que aquella pregunta sería fundamental para salvar a la humanidad.
_ No lo se_ Le respondí consternada, era una difícil pregunta de responder.
Pero Mac Foster que había escuchado la pregunta, se acercó a nosotros con los ojos brillantes del entusiasmo y con su rostro iluminado por una enorme sonrisa para unirse a la conversación, parecía tener una idea, todos giramos a verlo, no esperábamos escuchar su voz por ningún motivo, lo detestábamos demasiado como para tolerar sus opiniones, pero sin embargo hablo:
_ ¡Debemos averiguarlo!_ Me dijo mientras reía.
_ ¡¿Qué?! Es peligroso, podría pasarle cualquier cosa, ¿Y si la consideran humano?_ Dijo Liam con el ánimo algo precipitado.
_ ¿Y si la consideran un androide?_ Preguntó Mac Foster con gesto esperanzado.
_ Mac Foster tiene razón_ Le dije tomando la mano de Liam con suavidad y cariño _ Si soy inmune a ellos, sería la solución, ¡Podría escabullirme entre ellos y…!_
_ ¿Y qué?, ¿Matarlos uno a uno?, en el primer intento violento te mataran sin remedio_ Liam apretaba mi mano, como si no quisiera dejarme ir.
_ No hace falta _ Dijo extrañamente Mac Foster levantando sus cejas.
_ ¡Tu cierra la boca!, ya tenemos suficiente con los Troyanos, los cuales no son ni nada menos que ¡tú culpa!_ Increpó Liam mirándolo cara a cara frunciendo su entrecejo amonestador contra su rostro.
_ Déjalo hablar_ Le dije a Liam tiernamente, él cual bajo la guardia de inmediato.
Mac Foster se paró en medio de la habitación, la cual se encontraba muy fría, y bien erguido y con aire muy inspirador habló:
_ Si Nadine resultara no ser una amenaza para los robots, podría caminar tranquilamente hasta donde se encuentra el control destruido y traérmelo para que… _
_ Yo lo arreglare_ Interrumpió mi padre al científico uniéndose a la conversación_ No dejare que tú arregles el control, no confió en ti, yo me encargare… _
_ ¡Es lo justo!, no soy digno de confianza, ni siquiera después de estar arrepentido por mis imprudentes acciones_ Dijo Mac Foster vergonzosamente, pero todos seguíamos desconfiando de él, y no creíamos realmente que estuviera arrepentido.
_ ¡Tus malignos planes!, no fueron imprudentes acciones, tú no eres la pobre victima aquí_ Le recordó mi padre, el cual había incluido a Mac Foster en su lista de enemigos.

CAPITULO 23:

Debíamos decidir algo, era peligroso permanecer mucho tiempo más en la heladera, el frio se estaba sintiendo en nuestras extremidades, a pesar de que habíamos bajado el reloj de la heladera al mínimo, los efectos de la hipotermia se venían avecinando muy lentamente.
Luego de una larga discusión, llegamos a un acuerdo:
_ Esto es lo que debes hacer, escabullirte entre los robot gladiadores y regresar sin ser vista_ Decía mi padre, todavía manteniendo el tono sarcástico, no le había convencido la solución a la que habíamos llegado.
_ ¡¿Cómo harás para que no te reconozcan como humano?!_ Me preguntó mi amigo, una sabia pregunta.
_ Yo puedo responderles eso…_ Nos dijo Mac Foster, con su típico tono de vos de científico, orgulloso de dar claras soluciones a los problemas que agobian a la humanidad_ Debes de demostrarle que eres un androide, de lo contrario te verán ordinaria como un humano_
_ ¿Y cómo hare eso?_
_ Los troyanos tienen en sus sistema una serie de características grabadas para identificar a los humanos, que se basan en su aspecto y conducta_ Nos respondió el científico.
_ Entonces debo actuar y lucir como un androide, no sé como hare eso_
_ Tu padre y yo te acompañaremos_ Me dijo Liam.
_ Es imposible, a ustedes los atacara si o si, debo ir sola para comprobar si a mí me atacaran también, además no olviden que soy más fuerte que ustedes…_
_ No iras sola bajo ninguna circunstancia, cruzaras el centro comercial acompañada por nosotros dos_ Me decía mi padre mirándome fijamente _ Se que eres más fuerte que nosotros, pero yo no me puedo permitir dejarte marchar sola por el centro comercial, nunca me podría perdonar si algo te pasara y yo no estuve allí para ayudarte_
_ Yo también los acompañare_ Decía Dennis uniéndose.
_ Alguien tendrá que esperarlos con las puertas abiertas para cuando vuelvan_ Decía Mac Foster señalando la puerta de la heladera.
_ ¿Podemos confiar en que nos abrirás la puerta y no nos dejaras afuera con los androides?_ Le preguntaba mi padre mirándolo por encima de sus lentes.
_ Claro que lo hare, como se te ocurre semejante cosa_

---

Puedes bajar el libro completo en el siguiente LINK:
http://www47.zippyshare.com/v/LvmRQA8F/file.html

O esperar a mañana a que suba el siguiente capitulo.

Desde ya muchisimas gracias por leer. 


domingo, 22 de febrero de 2015

SIN MEMORIA: Capitulo 18, 19 y 20


CAPITULO 18:

Al salir del centro comercial, unos enormes camiones con amplias cámaras detrás esperaban al público con unas cajas en su interior, eran los robots que Mac Foster le regalaría a la gente.
Mac Foster se paró adentro del conteiner más grande y dijo a los que lo escuchaban:
_ ¡Han llegado sus androides!, hagan fila y se los llevaran a sus casas_
Era impresionante con la rapidez que los camiones cargados de androides habían llegado a la puerta del centro comercial.
Las personas de toda la ciudad comenzaron a hacer una fila interminable, tenía muchas cuadras de largo, por suerte fuimos uno de los primeros en salir del centro comercial, por lo tanto fuimos unos de los primeros de la fila.
Yo cargue la caja más pequeña que era de color roja, donde en su interior se encontraba un SmallBot 2.9, mi padre cargo la caja verde donde llevaba un GreenSteel 005, y Liam llevo entre sus manos la caja de un Troyano. Y así llevamos las cajas hasta el laboratorio de mi padre.
Las cajas tenían un manual que explicaba cómo iniciar los robots, pero mi padre conocedor de la tecnología se negó a leer un manual, una persona de su índole no se podía rebajar a leer un manual, él decía:
_ ¡Es como si un chef profesional leyera una receta cada vez que debe cocinar la misma comida!_
Yo le dije que no tenía sentido lo que decía, pero no le di importancia, Liam y yo sacamos los robots de las cajas y luego dejamos que mi padre se encargue de ellos.
Los robots estaban descoloridos, no tenían los mismos colores que se veían en la exposición, no tenían ningún color más que el brillante acero de su exoesqueleto:
_ No se parecen a los de la exhibición_ Les dije de una forma muy ignorante.
_ Tienen color, solo que todavía no se ven_ Me dijo mi padre luego de conectar y desconectar unas cosas de la espalda de GreenSteel 005, y mágicamente al cerrar su espalda el robot se ilumino de verde al igual que los de la exhibición.
Mi padre hiso el mismo mecanismo con los otros dos robots.
Los robots estaban quietos, sin hacer nada:
_ ¡SmallBot, Abrir programa de aprendizaje!_ Decía Liam mientras leía el manual, el cual mi padre se negó a ver, e inmediatamente el robot fijo su vista en mi amigo.
Liam tomó un libro que se encontraba en el suelo y lo guardó en un estante de la librería que contenía toda clase de libros de mecánicas y tecnologías robóticas:
_ ¡Guardar comando!_ Exclamo Liam y el robot volvió a mirar a la nada.
Yo tome varios libros de la librería y los tire al suelo desparramándolos por el lugar, inmediatamente SmallBot tomó los libros y los guardó en la librería volviendo nuevamente la vista a la nada.
Observamos los robots con algo de desconfianza, había algo en ellos que estaba oculto, y no sabíamos que era:
_ ¿Para qué hemos traído los robots al laboratorio?_ Le pregunte a mi padre.
_ Espero descubrir que trama Mac Foster entrando en el circuito sistemático de los robots, tal vez algo lleguemos a descubrir_ Me respondió mi padre acercándose al Troyano, mediante un utensilio delgado saco el metal que cubría su sistema central, el cual era una plaqueta metálica cubriendo la nuca del androide. A continuación conecto un largo cable blanco a la entrada de su sistema, y el otro extremo del cable lo conectó a una computadora, la cual tenía una pantalla muy grande y delgada.
Liam y yo mirábamos la pantalla y los dedos de mi padre recorrer las teclas de la computadora, pero no entendíamos nada de lo que hacía, me atreví a preguntarle por que la curiosidad era enorme:
_ ¿Qué sucede?, ¿Encontraste algo?_
_ No, todavía ni siquiera he logrado ingresar al sistema, tiene un programa de seguridad, pero no tardare en desactivarlo_
_ ¿Por qué la entrada de su sistema estaría bloqueada?, seguramente algo oculta, algo que no quiere que nadie sepa_ Preguntó y se respondió a la misma vez Liam.
Pasaron varios segundos y mi padre hizo un gesto de victoria, y luego nos dijo:
_ ¡Sí!, he logrado ingresar, estaba muy bien resguardada la entrada, pero no tanto para mí_ De repente la pantalla se llenó de números que subían y bajaban:
_ ¿Qué es eso?_ Pregunto Liam.
_ Ese es el sistema_ Le respondió mi padre.
_ ¿Y cómo haremos para descifrar eso?_ Le volvió a preguntar.
_ El sistema es muy similar al que tienes Nadine_ Me dijo mi padre _ Los robots anteriores a estos no tenían estas combinaciones en el sistema, es obvio que te utilizaron a ti para crear estos nuevos androides, y tampoco utilizaron un solo chip para el cerebro como lo hicieron
anteriormente con las versiones más viejas, sino que están compuestos por veinte microchip vinculados unos con otros, es un sistema muy parecido al tuyo, solo que tú tienes miles de microchip, el tuyo es un sistema mucho más complejo, no pudieron igualarlo, pero lo utilizaron como base para mejorar sus androides_
_ ¡Eso es una prueba!, los incrimina justificando el por qué del rapto_ Dijo mi amigo.
_ Si, y también… esperen un momento, uno de los microchip está escrito con un sistema diferente, los demás son fáciles de descifrar, el primero y el segundo otorgan la habilidad del aprendizaje, el tercero, el cuarto y el quinto monitorean la visión del robots, del sexto al decimo quinto conceden equilibrio y todos los movimientos posibles que puede realizar el androide, del decimo sexto al decimo noveno están gravadas algunas funciones simples del androide, pero el vigésimo microchip está configurado con un sistema diferente, es totalmente independiente al resto del sistema, pero el resto de microchip son dependientes de este, y podría decirse que esta desactivado_
_ Pero si esta desactivado, y el reto de microchip dependen de él, ¿Cómo es posible que el androide este encendido y cumpla todas las funciones perfectamente?_ Le pregunte confundida.
_ Todos los microchips están conectados entre sí, y a la misma vez todos desembocan en el vigésimo, esto quiere decir que si se llegara a activar habría un cambio en todo el sistema, dependiendo de cuál sea la función de dicho microchip_ Me explicó mi padre pacientemente.
Era extraño, yo misma era un androide y no comprendía cómo funcionaban, fue una sensación extraña pensar en eso, era como si me desconociera.
Mi padre estuvo unos minutos más observando el vigésimo microchip desde su computadora, hasta que Liam le hizo otra pregunta:
_ ¿Quieres que revisemos los otros dos androides si tienen un sistema parecido?_
_ Si, conéctenlos a una computadora, luego activen el desintegrador de barreras, el cual eliminara la seguridad de la entrada al sistema, una vez dentro busquen un microchip que sea distinto a los otros_
Hicimos tal cual como mi padre nos indicó, yo conecte a SmallBot 2.9 en una de las computadoras, Liam se encargo de GreenSteel 005, tardamos unos minutos en realizar toda la operación y de encontrar el microchip desigual.

CAPITULO 19:

Los vigésimos microchips de los tres autómatas eran idénticos, tenían grabado el mismo sistema, no sabíamos por que estaban desconectados, ni tampoco cual era su función, mi padre pensó unos segundos mirando a los robots, dijo algunas cosas al azar:
_No… Si, si es así… pero la señal, ¡No es posible!_ No quise interrumpir a mi padre mientras pensaba, solo lo admiraba, pero Liam si lo hizo:
_ ¿Necesita algo más para la investigación?_ Le preguntó interrumpiéndolo.
_ ¡Sí!, si, si_ Grito y repitió tres veces un rotundo SI _ Necesito un rastreador de ondas radiales de baja frecuencia, con él podre descodificar el vigésimo microchip…_
_ Pero, ¿Padre cómo encontraremos eso?_ Le cuestione.
_ En mi laboratorio de la casa tenía uno…_
_ Si pero el segundo piso explotó con laboratorio y todo_ Le dijo Liam.
_ Si, si lo presencie con mis ojos que tienen una leve miopía _ Rió mi padre _ Pero… tal vez algo se halla salvado, ¿No creen?_
_ Nadine y yo subiremos al piso superior, ¿Qué es exactamente lo que tenemos que buscar?_
_ Es un aparato electrónico que tiene una antena desplegable en la zona frontal, y una pantalla circular en el centro_ Nos ilustró con palabras mi padre.
Terminada la descripción salimos del laboratorio bunker y entramos en la casa, buscamos la escalera y nos dispusimos a subir por ella, la cual se veía muy precaria:
_ Ten cuidado_ Me dijo Liam antes de que subamos por ella_ Se ve muy inestable_
_ El que tiene que tener cuidado eres tú_ Le dije riendo tontamente_ Recuerda que soy un pedazo de metal recubierto por piel_ Al decir eso sentí una tristeza enorme que me invadió, era un espécimen raro, era un intento de clonación fallida.
_ No eres solo eso_ Dijo Liam colocando suavemente su mano en mi hombro descubierto en forma de consuelo, parecía haber captado mi angustia _ No eres un robot, eres un humano como ninguno, ningún otro humano se compara contigo, tienes un alma valiosa _ Su consuelo funcionó porque se me dibujo una enorme sonrisa en mi rostro.
Subimos la escalera, y el quinto escalón se desprendió rompiéndose en dos pedazos al chocar contra el suelo, Liam hubiera tenido el mismo destino si no se hubiera sujetado de la baranda y saltado al siguiente escalón, luego de esa salvada Liam me miró estupefacto y el peligro se acabó con una cálida carcajada.
El piso superior estaba destruido, las paredes frontal y derecha habían desaparecido junto con toda la tecnología de esa zona, solo quedaban algunas computadoras calcinadas apoyadas contra la pared izquierda. En la pared opuesta a la frontal había restos de una mesa, y un cofre de metal tornado en algunas partes violetas o negras por el fuego de la explosión, abrimos aquel cofre metálico y dentro encontramos algunos artefactos tecnológicos intactos, el metal de la caja los había protegido del fuego. Cargamos la caja metálica hasta el bunker, mi padre se alegró al ver que algo se había salvado:
_ ¡Ho!, ¡Que alegría!_ Decía inspeccionando el interior del enorme cofre _ Por suerte el rastreador de ondas radiales de baja frecuencia se encontraba en el cofre durante la explosión_ Nos decía mostrándonos el extraño aparato, el cual eera idéntico a como lo describió en un principio.
_ ¿Sirve?_ Le pregunte mirando como desplegaba la antena del rastreador de ondas.
_ ¡Claro que sirve!, con esto sabremos que trama ese tal Mac Foster_ Me respondía mientras conectaba un cable blanco desde la nuca del Troyano a ese extraño aparato, y del rastreador conecto otro cable a una de las computadora.

CAPITULO 20:

Durante varios segundos pasaron un montón de diferentes comandos y coloridos gráficos por el monitor del computador, los cuales no comprendíamos a acepción de mi padre, el cual los observaba exclamando unos ¡Ah!, y unos ¡Oh!, como si estuviera entendiendo aquellos extraños símbolos del monitor.
En un momento mi padre gira sobre su silla giratoria mirándonos un momento, su rostro mostraba una preocupación que nunca antes había visto en él:
_ ¿Qué sucede?_ Le pregunte algo preocupada por lo que podría estar oculto en aquellos microchips.
_ He logrado ingresar a la computadora central de Mac Foster, los microchips esperan una señal de esta, con un gran esfuerzo pude descodificar la señal, les mostrare, el comando es el siguiente _ Mi padre nos mostró en la pantalla los siguientes comandos mientras los leía, las letras y números estaban resaltados en azul brillante _ “31mbi1r 3om1ndo: 8um1nos s5rvir  8um1nos 1m5n1z1”_ Liam y yo observamos esos símbolos sin entender lo que decían, pero mi padre nos explico cómo descifrarlo, el método era fácil, nos dijo lo siguiente_ Las letras de la oración han sido remplazadas por números, el numero colocado depende de la posición del alfabeto de la letra remplazada, por ejemplo el primer comando dice: “31mbi1r”, entonces sabiendo que la tercer letra del abecedario es “C”, entonces remplazaremos todos los “3”, por las “C”, y el comando nos quedaría así “c1mbi1r”, y si remplazamos los “1”, por la primer letra del alfabeto, la cual es “A”, el comando se transforma en una palabra totalmente legible “cambiar” _ Nosotros íbamos cambiando los números por letras en nuestra mente, nos sorprendía la inteligencia de mi padre, el sistema era fácil de resolver, lo difícil era hallar la forma de hacerlo, y mi padre lo hizo, en unos minutos teníamos el comando completamente descifrado.
_ “cambiar comando: humanos servir  humanos amenaza”_ Leyó Liam desde su mente la señal, la cual esperaba a ser enviada con la aprobación de Mac Foster_ Mac Foster no creó a los troyanos para que nos protegieran, sino que lo hizo para controlarnos a todos _
_ Solo él sabe como apagarlos una vez enviado el comando, y al hacerlo quedara ante la ciudad como su salvador_ Dije pensando como si fuera Mac Foster, solo debía ponerme en su lugar para comprender su espeluznante plan.
_ Yo creo que quiere crear un mundo sometido ante sus pies, y los troyanos serán sus soldados, no creo que los quiera apagar_ Agregó mi padre, dudando sobre la perversa mente del científico, la cual resultaba ser impredecible.
Nuestras mentes estaban intranquilas, estábamos seguros que aquel 15 de febrero seria el día que activaría la señal en los androides, y el desastre se desataría en las calles de la ciudad.
No podíamos permitir que Mac Foster activara aquella señal en los robots, al activarla sería el fin para todos, teníamos que actuar, y rápido, el 15 de febrero era mañana.

---

Puedes bajar el libro completo en el siguiente LINK:
http://www47.zippyshare.com/v/LvmRQA8F/file.html

O esperar a mañana a que suba el siguiente capitulo.

Desde ya muchisimas gracias por leer.


sábado, 21 de febrero de 2015

SIN MEMORIA: Capitulo 15, 16 y 17


CAPITULO 15:

_ ¡Padre!_ Le dije_ ¡Ahora recuerdo todo, pero tengo una duda!, quisiera que tú me la explicaras, ¿Qué fue lo que pasó con mi amigo Liam después que perdí la memoria?, ¿Se encuentra bien? _
_ ¡Hija!, luego que aquellos hombres te llevaran, Liam se encontró conmigo y me explicó todo, estuvo desmayado pero no inconsciente, pudo oír todo lo que paso _ Luego me señaló una computadora_ ¡Esta computadora era tu incubadora!, por alguna extraña razón tu sistema tiene una conexión con tu cuna, por lo cual la adapte a una computadora, y active un localizador, el localizador solo funcionaria una vez, no tenía bastante maquinaria, toda mi tecnología fue destruida por los que te raptaron, luego de que la computadora marcara el laboratorio en el bosque, ambos nos infiltramos y cortamos la luz con la esperanza que aprovecharas para escapar, no teníamos idea si habías escapado o no, por eso arme aquel localizador a bases de ondas radiales, la cual despertaron en tu sistema central el llamado, tu cerebro está formado por miles de conexiones de microchip, los cuales funcionan como neuronas humanas, en otras palabras eres el único androide que tiene voluntad propia y es mitad humano _
_ ¿Sería como un súper humano?_
_ Si y no a la misma vez, eres mitad humano y mitad androide_
_ ¿Cómo se explica mi falta de necesidad para comer y dormir?_
_ Claro que comes y duermes, pero al ser mitad humana no necesitas tanto alimento como un humano promedio, eso lleva a que puedas estar días, e incluso semanas sin abastecerte o descansar, y tu esqueleto metálico aumenta tu resistencia y fuerza, la cual es superior a cualquier otro humano_
La escotilla metálica se abrió interrumpiendo la conversación, bajando por ella un joven, era Liam, el cual al observarme corrió a abrazarme:
_ ¡Has regresado!, ¡Que alegría!, tu padre y yo estábamos muy preocupados_
_ Liam, ella no recuerda, le borraron la memoria, recordó quien era, pero no sé si te recuerda del todo_
_ Claro que lo recuerdo, pero hay solo una cosa que no recuerdo, es el ultimo recuerdo que me falta recobrar, cuando fui al café, el cajero dijo que nos fuimos de viaje, pero no recuerdo porque, ni lo que sucedió_
_ Querías lo que a todo robot le falta, los sentimientos_ Explicaba mi amigo _ Entonces una anciana nos contó una historia: “Un castillo de mil años de antigüedad, esconde en sus entrañas un espejo, tan poderoso como para conceder cualquier deseo”, yo no creí en la historia, pero tú estando desesperada quisiste encontrar el espejo cueste lo que cueste, dos semanas nos tardó encontrar el castillo, cuando tuvimos el enorme espejo ante nosotros te arrodillaste ante él
y le deseaste sentir, que tu corazón no esté vacio, sino lleno de sentimientos, no sucedió absolutamente nada, tú te sentías igual, y fue en ese momento que comprendí, siempre sentiste, solo que no lo advertías, como ningún robot tiene sentimientos, creímos que tú eras igual, y hasta llegaste a creer de tal forma convencida de que no sentías nada, pero ya solo con el hecho de desear algo, el deseo es un sentimiento y tu deseabas sentir, e incluso cuando el espejo no funciono tu mirada se lleno de angustia y frustración, y esos son sentimientos…_
_ Ahora recuerdo todo, luego de volver del viaje fue cuando me raptaron los científicos y el coronel Malraux…_
_ ¿Malraux?_ Me interrumpió mi padre
_Si, él fue quien me borró la memoria, ¿Lo conoces?_
_ Su padre era un antiguo amigo mío, al morir, el hijo se alistó al ejercito, creo que actualmente pertenece a los guardias que cuidan los laboratorios y mansiones de Mac Foster_ Frunció los labios y siguió diciéndonos_ Tiene sentido, pero no puedo creer que él este infiltrado en esto…si su padre estuviera vivo se deshonraría mucho de él_
_ ¿Qué sentido tiene?, ¿Cuál es la conexión?_
_Mac Foster es el gran padre de la tecnología, el primero en la venta de androides, y tu eres uno, el mejor, no sería raro que Mac Foster te quisiera_ Me dice Liam señalando al aire _ Sus últimos androides superaron a la versión anterior grandemente, es posible que tu rapto haya tenido algo que ver con eso_

CAPITULO 16:

Teníamos una teoría, pero no sabíamos como comprobar si era cierta, ¿Cómo podríamos culpar a Mac Foster y al Coronel Malraux si no teníamos prueba alguna de su culpabilidad?
Debíamos idear un plan que pusiera en evidencia la criminalidad de mis captores.
Estuvimos dos horas pensando, hasta que ideamos un plan, parecía ser perfecto, y no podía fallar.

CAPITULO 17:

En el centro comercial Mac Foster iba a dar una conferencia con respecto a sus últimos y revolucionarios androides, iba a responder preguntas y dar una demostración de los robots ejecutando varias tareas.
Los tres fuimos disfrazados, no queríamos que nos reconocieran, yo me puse una peluca de cabellos negros largos y lacios, unos anteojos de marco marrón y una camisa blanca con una pollera ajustada hasta la rodilla, daba la impresión de ser una secretaria, Liam, se puso un traje azul casi negro parecía ser un inteligente oficinista, y mi padre no se vistió como lo hacía habitualmente como un típico científico, sino que se puso una boina azul, unos pantalones a cuadros y simulaba tener un problema en la pierna ya que caminaba apoyándose con un bastón. Debía reconocerlo, nuestros disfraces eran muy buenos, no llamaban la atención, es más parecíamos ser gente común, y lo más importante, estábamos irreconocibles.
Nos confundimos con la multitud que esperaba ver a Mac Foster, al igual que los aficionados a los androides esperábamos con entusiasmo, pero era un entusiasmo diferente, ellos querían ver al padre de la tecnología porque lo admiraban, nosotros todo lo contrario, queríamos verlo para dejar en evidencia su maldad, y poder saber si trama algo más.
En un momento las luces del centro comercial se apagaron, dejando todo el lugar a oscuras, ni siquiera podíamos vernos los dedos de las manos, y unos segundos después solo se prendieron las luces del escenario, solo dejando ver lo que había arriba de él, estas luces cambiaban de color cada varios segundos, de azul a rojo, de rojo a verde, y de verde volvía a ponerse azul, estas coloridas luces le daban al escenario un aspecto llamativo e interesante, provocando que el público que esperaba la presentación se emocionara y clamara: ¡Mac Foster!, ¡Mac Foster!
Pasaron unos segundos y seis androides aparecieron en el escenario y en medio de ellos se encontraba Mac Foster extendiendo lo brazos en forma de victoria mientras todos clamaban a su nombre. Una luz azul ilumino desde el techo al científico, y este acercando un micrófono a su boca comenzó a hablar:
_ ¡Damas y caballeros les presentamos la ultima y mejorada versión de los androides!, ¡Gracias a su última tecnología descubierta por mis científicos facilitaran sus vidas, llevándolas a otro nivel de comodidad y confort!, ¡Además de tener un sistema de aprendizaje para realizar varias tareas simultaneas, también tiene incorporado un sistema de defensa, donde protegerá a su familia de accidentes y ladrones, acabando de esta forma con la inseguridad del mundo entero!_ Las palabras del hombre obeso fueron celebradas con griteríos y aplausos de alegría, Mac Foster había creado una figura de si mismo casi idolatrada, donde era centro de conversación de todas las casa, y donde los jóvenes aficionados a la tecnología lo tenían como un héroe, incluso algunos como un dios.
Comenzó la exhibición de los androides, primeros mostraron los distintos modelos para todos los gustos, estaban en azul eléctrico, rojo brillante y verde opaco, dos de los androides eran muy llamativos, los metales de sus extremidades brillaban como si fueran soles, y tenía motivos en verde por el tórax y los dedos de las muñecas metálicas. Mac Foster había nombrado a este androide por el nombre de GreenSteel 005, este robot a comparación de los otros dos modelos era ecológico, tenía todos los conocimientos necesarios para pertenecer a una familia ecológica, a las cuales les gusta tener verdes y frondosos jardines o reutilizar envases y papeles.
El otro modelo de androides era muy interesante, era más pequeño que los otros dos, y tenía motivos rojos por todo el rostro y la espalda, sus extremidades delanteras eran largas y flacas con más articulaciones que las conocidas, su codo, su antebrazo, su muñeca y sus dedos giraban y se movían hacia todas las direcciones, y en la cintura tenía una articulación tan elástica que le era posible doblarse completamente hacia cualquier dirección, hacia atrás, delante e incluso los costados, esto era lo que lo hacía interesante, era capaz de llegar a los lugares más impenetrables para cualquier humano u otro robot, solo debía doblarse un poco y podría realizar cualquier tarea aprendida, lo habían bautizado: SmallBot 2.9
El último modelo era el más importante de los tres, y era el más hermoso y estético, al solo observarlo uno sentía admiración, era un androide delgado, la parte inferior de sus piernas estaba cubierto por hermosas grebas metálicas, con unos detalles en azul eléctrico, en su mano derecha escondía debajo del metal una espada afilada, y en el otro brazo una peligrosa arma de fuego, estas armas solo las sacaría si debía proteger a su familia, su rostro metálico tenia la forma de un yelmo, y de adorno tenía una cresta metálica de color azul que le recorría desde la frente hasta por debajo de la nuca, este era el androide más inteligente, era el que podía aprender más ordenes y tareas, y además tenía incorporada la función de proteger y defender a su familia. Los científicos lo habían bautizado como “El Troyano”, por su aspecto de guerrero, pero Mac Foster les dijo:
_ No se dejen engañar por su aspecto, es inofensivo, solo sacara sus armas en momentos de urgencias y peligros_
A pesar del entusiasmo de la gente por tener esos nuevos robots, yo los veía de otra manera, me asustaban tremendamente, me anime a decir una pregunta cuando la exhibición termino y Mac Foster estaba dispuesto para la conferencia:
_ Tengo una duda_ Dije después que me dieran el permiso para hablar por levantar la mano como todos los que tenían una pregunta para hacerle_ Es con respecto a Los Troyanos, ¿Cómo me asegura que el robot no atacara a mi familia?, ¿Usted puede asegurar que son realmente seguros?_
_ ¡Puedo asegurarlo e incluso jurarlo por mi vida, ningún Troyano le hará daño a nadie inocente!, su sistema está diseñado para reconocer situaciones peligrosas y violentas solamente para tener que actuar en ellas, les daré una demostración_ Dijo Mac Foster pidiéndole a uno de sus científicos que lo apuntara con un cuchillo, e inmediatamente el robot retiro el arma blanca de
las manos del hombre, y a continuación inmovilizó al hombre esposándole las manos con unas esposas que tenia ocultas en el interior de su brazo. Toda la multitud aclamó con aplausos a Mac Foster, creyendo que lo que había inventado era perfecto y seguro para todos.
Cuando el bullicioso aplaudo terminó, Liam interrogó al gordo científico con una pregunta:
_ Señor Foster, ¿Nos podría explicar de dónde se inspiró usted para crear tales impresionantes inventos?_
Mac Foster contestó de la siguiente forma:
_ Les diré la verdad, todo salió de mi mente, por años he estado pensando en crear algo tan revolucionario que al fin se logró, los robot son indispensables, cada familia debería tener los tres, porque son como una familia, los tres androides se complementan, haciendo de la vida familiar un lujo_ Todos aplaudieron, muchos con los ojos inundados de lagrimas de la emoción, pero sin embargo Mac Foster no había respondido la pregunta que Liam le había presentado.
Mi padre estuvo pensando un rato, no se le ocurría que preguntarle, pero quería tener aquellos robots en su oficina para examinarlos, me dijo:
_ No podemos culparlo de nada aquí, no tenemos las pruebas suficientes, pero si pudiera tener aquellos robots en mi laboratorio, seguramente entenderíamos su malvado plan, pero los robots son caros, y desde que se nos quemó la casa hemos perdido todo, ni siquiera podríamos comprar ni un dedo de uno de ellos _
_ ¿Y que se supone que debemos hacer ahora?_ Le pregunte algo desilusionada.
_ Creo que tengo una idea, intentare de alguna forma obtener aquellos androides gratuitamente_
Mi padre levantó la mano bien alto, y cuando Mac Foster lo señaló le presentó su pregunta esforzando la voz como si fuera un viejo enfermo:
_ Mi familia es pobre y usted dijo que todas las familias deberían tener a los tres androides en sus casas, ¿Cómo se supone que una familia como la mía adquirirá a los tres robots, si con mucho sacrificio podríamos comprar solo uno?_
_ ¡Querido amigo!, tu historia me ha conmovido el corazón y por esa razón les regalare a todas las familias de la ciudad a los tres robot juntos, ni las familias más pobres ni las más ricas se quedaran sin sus robots, los cuales son indispensables para tener una vida digna_ Todas las personas aplaudieron sus palabras, la cuidad entera lo amaba y adoraba _ ¡Solo recuerden una fecha!, 15 de febrero, el mundo cambiara ese día_
_ ¿Qué pasara ese día?_ Preguntaba la gente curiosamente.
_ Ese día les tendré una enorme sorpresa, esa increíble sorpresa será para cada una de las personas de esta ciudad, nada volverá a ser como antes, ¡Se los puedo asegurar!, ¡Recuerden 15 de febrero, comenzara una nueva era!_
Todas las personas alentaban con gritos y aplausos, pero nosotros estábamos en silencio mirándonos, olíamos aquella fecha de muy mala forma.

---

Puedes bajar el libro completo en el siguiente LINK:
http://www47.zippyshare.com/v/LvmRQA8F/file.html

O esperar a mañana a que suba el siguiente capitulo.

Desde ya muchisimas gracias por leer. 


viernes, 20 de febrero de 2015

SIN MEMORIA: Capitulo 12, 13 y 14


CAPITULO 12:

Estuve dos largas horas sentada en aquella silla de madera, observando aquella foto, ¡Tal vez no era yo! ¡Tal vez era una prima lejana parecida a mí!
Observe que la niña tenía dos lunares en su rostro, uno debajo de la nariz, y el otro un poco más pequeño al lado izquierdo de la frente, tome la fotografía y la coloque en el espejo del baño, para comparar si yo tenía los mismos lunares, y para mi desgracia si los tenia, compare varios minutos mi reflejo con la imagen de la niña, y no encontré ninguna marca que indicara que no era yo.
Me sentía muy confundida, tal vez mi padre no estaba vivo, al igual que mi amigo, tal vez murieron hace muchos años atrás, quería llorar, pero mis ojos no despedían ninguna sola lagrima, no entendía, que sucedía, había momentos que deseaba nunca haber escapado del laboratorio, porque así nunca podría haber averiguado todo lo que hasta ahora sabia, lo cual me confundía más aun.

CAPITULO 13:

Me encontraba sentada en mi habitación tranquilamente, cuando de repente sentí un fuerte dolor en mi cabeza, este dolor era intolerable, era como si una espada me atravesara la frente mientras un agudo zumbido ahogaba mis oídos, era una sensación horrible.
Tuve que soportar el zumbido durante diez inexplicables minutos.
Pasado el dolor tuve la misteriosa necesidad de volver a mi casa, la cual sus paredes se encontraban incinerada. Solo lo sentía, no sabía porque, pero era como si algo más fuerte que yo me llamara, mi corazón latía aceleradamente sin parar un solo segundo.
Estuve caminando por toda la habitación, evitando pensar en volver de nuevo a mi casa, estaba segura que esto era obra del coronel Malraux, que de alguna forma se había metido en mi cabeza impulsándome ir hasta mi casa, donde seguramente me sorprendería alguna emboscada obligándome a volver al laboratorio.
Me rehusaba a volver al laboratorio, ya había escapado una vez, y no sabía si podría tener la misma suerte por segunda vez.
Por todo lo que intentara esa sensación no se iba de mi mente. Estuve horas enteras intentando pensar en otra cosa, pero cada esfuerzo mío era en vano, aquel extraño sentimiento dentro de mí era más fuerte que mi voluntad.
Observaba la puerta y sentía un gran impulso por salir por ella, pero me sostenía como podía.
Vencida por aquel extraño impulso salí velozmente de la habitación y corrí por el pasillo del hotel, ya fuera de este no deje de correr hasta llegar a mi casa.
Cuando me encontré frente a la puerta principal, esa sensación en mi interior se multiplicó haciéndose más intensa. Corrí por la casa, pase por el living, y salí por la puerta trasera de la cocina encontrándome en el medio de mi patio.
Sabía que ese era el lugar correcto, pero no había nada, mire hacia todas las direcciones, tenía miedo que aparecieran los científicos, pero por suerte no vi a ninguno.
No entendía, ¿Porque estaba en medio del patio?, sabía que aquel era el lugar donde debía estar, lo sentía, pero no entendía por qué si estaba todo quemado, ni tampoco había alguien o algún objeto esperándome.
Comencé a caminar por el patio, pero siempre ese misterioso impulso me llevaba de vuelta a terminar parada en medio del patio, siempre en el mismo lugar.
Me arrodille y comencé a escavar allí mismo donde me encontraba, tal vez lo que buscaba se estaba ocultando debajo de mí. Cabe varios centímetros, mis manos estaban llenas de tierra y cenizas.
A los diez centímetros mis manos tocaron algo metálico, fue allí cuando me apresure y escarbe más velozmente, y en unos minutos había descubierto una enorme puerta metálica redonda, se veía misteriosa y resistente, para mi suerte esta puerta tenía una enorme escotilla giratoria, que luego de darle tres vueltas, la puerta se abrió dejándome ver su interior, solo veía un piso blanco que me recordó al laboratorio, tuve miedo de bajar, estaba lejos del laboratorio donde me encontraba anteriormente cautiva, pero nada negaría que no podía existir otro en algún otro lugar de la ciudad.
Trague saliva y me dispuse a bajar por aquella puerta, de un salto caí al suelo blanco, el lugar era un laboratorio, pero era muy distinto al anterior, desde mi lugar donde me encontraba parada observe a mi alrededor con los ojos bien abiertos, las paredes eran de hierro al igual que el techo, era una especie de bunker enterrado en medio de mi antiguo patio, las paredes estaban repletas de computadoras y pantallas, cuando voltee descubrí que detrás mío había una caja metálica que tenia algunos botones y una luz azul que parpadeaba intermitente cada dos segundos, sentí una inmediata extrañeza con aquel pequeño artefacto que se encontraba ante mis pies, lo tome en mis manos, y al desenchufarlo de la pared, inmediatamente aquella extraña sensación que me impulsaba a volver a mi casa desapareció, era evidente que aquella pequeña caja de metal era la que me llamaba, la observe estupefacta por varios segundos, hasta que una voz interrumpió mi contemplación:
_ ¡Nadine!_ Sentí que alguien me llamaba, ese era mi nombre, lo acababa de recordar al mismo momento que lo escuche, pero ¿Quién era aquella persona que me llamaba?, me daba temor voltear, pero así lo hice cuando esa voz me volvió a llamar_ ¡Nadine!_ Voltee lentamente observando aquel hombre del cual provenía mi nombre.

CAPITULO 14

El hombre era un anciano, su cabello era ligeramente espeso, y totalmente canoso, vestía una camisa blanca un poco manchada por la tierra, sus ojos cafés se escondían detrás de unos enormes anteojos, lo reconocí al instante, era mi padre, aquel anciano de mis confusos recuerdos, no tuve ninguna reacción, no sabía nada de él, pero me siguió hablando:
_ ¡Has vuelto!, ¡El localizador radial funcionó! _ Decía mientras señalaba la caja metálica que tenía en mis manos, y luego se acerca para abrazarme, pero yo di unos pasos hacía atrás para alejarme de él _ ¿Qué sucede?_ Me preguntó extrañado _ ¡Soy tu padre!_
_ Lo sé, pero no recuerdo nada más, no sé por qué soy diferente, ni que soy, tampoco recuerdo nada de ti, solo sé que eres mi padre_ Le dije secamente.
_ ¡Te han borrado la memoria!_ Exclamó tomándose su rostro entre sus palmas angustiado.
_ ¿Tú puedes devolvérmela?_ Le pregunte.
_ ¡No!, desgraciadamente no, nadie puede, tu cerebro está preparado de una forma tal que no se pueda manipular, porque osino se te podrían dar también recuerdos falsos, pero es fácil borrártela con una fuerte descarga eléctrica justo a tu centro de memoria, lo que provocaría que se reiniciara_
_ ¿De qué estás hablando?, ¿Cómo sabes tanto de mi?_
_ ¡Por qué yo te cree!, ¿Tampoco recuerdas eso?_
No podía creer lo que estaba escuchando, me asustaba saber quién era realmente mi padre, y que es lo que había creado de mí:
_ ¿Qué se supone que soy?_ Le dije entregándole la foto donde una mujer desconocida me tenía entre sus manos, antes de salir había guardado aquella foto en el bolsillo de mi vestido.
El anciano observó varios interminables segundos aquella foto, mientras se le escapaba una lágrima de su ojo:
_ ¡Es la única foto qué conservo de ellas!_ Me dijo observando la foto con cierto enternecimiento en sus ojos _ Te contare la historia, donde llegaste a ser lo que hoy eres, aquello tan inexplicable, lo cual la mayoría de la sociedad lo creería parte de una novela de ciencia ficción…_
Mi cuerpo se entumeció, estaba a punto de escuchar la historia de lo que era, todos aquellos recuerdos olvidados volverían a mi mente por fin, abrí bien mis ojos y dispuse mis oídos, estaba dispuesta a confrontar la realidad, solo que no sabía si estaba preparada:
_ Esta foto fue tomada el 26 de julio de 2.061, es la última y la única foto que existe antes de que las cosas cambiaran, en este entonces la familia era constituida por tres personas, mi hija Nadine, mi amada esposa Clarisa, es la que ves en la foto, y yo. Fueron años felices, hasta que una fatalidad ocurrió, un accidente se llevó a mi familia dejándome solo, sin nada porque vivir, los primeros meses fueron desgarradores, un ataque de locura me obligó a deshacerme de todo aquello que me recordaba a esos horribles momentos, tire a la basura todas las pertenencias, desde juguetes, ropa, fotos, todo.
Sentía mi alma insatisfecha y mi corazón vacio, el único que se salvó al choque automovilístico fui yo, quedando para siempre solo, sumergido en una insoportable y fría soledad, me sentía aislado, solo y atrapado en una lejana isla perdida en medio de un infinito océano desconocido, pero no era así, miles de amistades y familiares lejanos viajaban a visitarme en estos momentos dolorosos, pero ni sus compañías, ni sus pésames me importaban, solo quería recuperarlas, ese deseo era imposible, “¡Pero para mí no!”, exclame en medio de mi living, donde todos me escucharon sin comprender lo que decía, todos pensaron que la perdida de mi familia me había vuelto loco, de que era un hecho insoportable para mi, de tal grado que enloquecí completamente, pero siempre estuve en mis cávales, sabía bien lo que tenía que hacer, las quería de vuelta, y así lo haría.
Subí al primer piso, donde se encontraba las habitaciones de mi hija y mi esposa, pero estaban completamente vacías, había tirado todas las pertenecías de ellas, era bastante frustrante, como devolvería la vida a mis amores si no había quedado nada de ellas, me senté en el suelo de la habitación de Nadine algo resignado, pero luego de varios minutos de llanto descubrí detrás de la puerta una foto, esta foto_ Decía mi padre señalando la foto que se había salvado de la explosión_ era lo único que había quedado, la contemple por horas, sumergiéndome en los recuerdos, que era lo único que me quedaba, además de la foto, encontré una hebilla para el cabello adornada por una enorme flor roja, en aquella flor se encontraba enredado un cabello, inmediatamente reconocí el singular castaño de mi hija, tenía un cabello de mi niña.
Aquellas vacías habitaciones se convirtieron con el paso del tiempo en un laboratorio, investigue por cientos de diferentes fuentes, enriqueciendo mi mente con respecto a la clonación.
Pasaron diez años, mi laboratorio se había colmado de computadoras y otros aparatos tecnológicos, esos diez años los pase probando y experimentando, pero la clonación era imposible, entonces tuve que innovar por otras ciencias, mi mente se había iluminado, creí tener la respuesta, después de diez años podría al fin traer a mi hija de vuelta, aislé el ADN del cabello, y descubrí por accidente que mediante unas largas operaciones tecnológicas el ADN se podría combinar con el metal creando un componente orgánico como el hueso humano, solo que diez veces más fuerte y con la misma propiedad del desarrollo y el crecimiento de un hueso humano.
Entonces convine el ADN del cabello con el metal dentro de una incubadora que había creado a base de lámparas que le daban calor, al pasar los días note que el metal comenzaba a sufrir leves trasformaciones, y en unas semanas, el metal había tomado la forma de un feto.
Pero lo extraño fue que al concluir los nueve meses no eras un bebe, sino una niña de cinco años, totalmente igual a mi hija, luego de varias horas de investigación, comprobé que el cabello contenía el ADN de una niña de cinco años, lo que llevó a reproducir la misma niña.
Al principio creí que la había clonado, era totalmente idéntica a la última vez que la vi, tenía hasta los más mínimos detalles de la anterior, incluyendo aquellos pequeños dos lunares en el rostro, físicamente era idéntica, pero con el tiempo note que no era la misma niña, tuvo que aprender todo desde cero, a hablar, a caminar. Incluso sus gustos y gestos eran diferentes, lucia como mi anterior hija pero no lo era. Extrañamente esta nueva hija no sufría de hambre ni de sueño, ni tampoco se agotaba luego de correr horas enteras, sin mencionar la fuerza superior de cualquier humano que poseía incluso a los cinco años.
Con el tiempo comprendí que había creado un androide de voluntad independiente. Mediante una resonancia magnética a tu cerebro, comprendí que podía ingresar a tu sistema, entonces fue allí donde bloque tu entrada a tu mente, incluso ahora hasta a mi me es imposible ingresar. Pero esa protección te hiso vulnerable a la pérdida de memoria, todo estaría bien mientras no sufrieras una descarga mayor a 1.000 Voltios en las sienes, las cuales se comunican directamente con tu centro de memoria, es la razón por la cual perdiste tu memoria, alguien, la cual no sabemos quién, te ha borrado tu memoria _
_ Esas mismas personas son las que quemaron la casa_
_ Si, no sabemos quiénes son, ni que quieren, ni tampoco como sabían de ti, quiero que sepas hija que a pesar de que no eres Nadine, igual eres mi hija, yo te cree y te quiero tanto como quería a la antigua Nadine _
Los dos nos abrazamos fuertemente, había recordado todo, luego de haber escuchado la historia recordé quien era yo, y quien era mi padre y lo mucho que lo amaba.

---

Puedes bajar el libro completo en el siguiente LINK:
http://www47.zippyshare.com/v/LvmRQA8F/file.html

O esperar a mañana a que suba el siguiente capitulo.

Desde ya muchisimas gracias por leer.