sábado, 7 de mayo de 2022

Resurge un extraño artículo del pasado

 No es secreto que cada tanto las modas del pasado, que pensamos olvidadas, siempre encuentren la forma de revivir. El 2032 nos ha sorprendido a todos desempolvando de los estantes de “olvidados” uno de los artículos más extraños y usados en las décadas pasadas. Sí, estamos hablando de los libros.   

Están en boca de todos y todos quieren uno de estos olvidados contenedores de información. Las tiendas de antigüedades han estado saturadas de clientes estos últimos días para adquirir uno de estos artilugios orgánicos.   

Ya que hemos recibido muchos comentarios de los lectores porque no saben cómo “encenderlos”, a continuación, se detallarán los pasos a seguir:  

1: No busque una entrada USB en la tapa del libro. Este artículo no necesita de baterías ni de energía para funcionar. ¡Genial!, ¿verdad?   

2: Tampoco busque un botón de on. El libro no se enciende, se abre. Simplemente debe girar la tapa hacia la izquierda para poder ver el contenido de su interior.

3: Procure encontrarse en una habitación suficientemente iluminada, ya que el libro no posee pantalla de LED ni LCD. Es decir, que no se ilumina por sí mismo, sino que usted debe procurarle una luz externa.

4: Lea de arriba abajo, y de izquierda a derecha. Cuando termine la lectura de la primera página, no deslice su dedo por la superficie, ya que no posee la función táctil. Sólo debe girar la hoja como hizo con la tapa, y así con las siguientes.  

5: ¡Listo!, disfrute de su lectura.  





50 comentarios:

  1. Me gusta esto. Como gran noticia, el redescubrimiento de algo que es tan común, en la actualidad.

    Algunos libros tienen etiquetas, para el final. Se puede buscar una categoría, entre una lista, para ir a las páginas indicadas.

    Bien contado.

    Y tu blog es uno de los que puedo comentar. Con otros no pasa lo mismo, por esas cuestiones técnicas de Blogger.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, Cyn! Brillante y divertida noticia. Si le dejáramos a la generación digital un tocadiscos de vinilo y un teléfono fijo de rueda ni me imagino qué harían, ja, ja, ja... Esperemos que en esta década este "extraño artilugio" no desaparezca de nuestras vidas hasta ese punto. Y sin duda comparto la idea de que se trata de un artículo de tecnología punta. No precisa batería, es inmune a los virus, tiene una autonomía ilimitada y presenta riesgo cero de que el contenido se borre. Además de ofrecer una experiencia inmersiva al punto que puede disfrutarse con los cinco sentidos. Magnífico aporte a nuestro periódico. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene tantas ventajas el libro que si me ponía a contarlas todas no entraban en las 250 palabras. Ja, ja.
      Gracias por traernos este microrreto.
      Un saludo.

      Eliminar
  3. Muchos adolescentes de hoy saben hacer funcionar su móvil de última generación mucho mejor que un libro tradicional. Se ve que, más que la sencillez del manejo, influyen las horas dedicadas a manipular un aparato a la hora de ser hábil con el mismo.
    Yo también espero no llegar a esa situación, aunque lo más triste sería que se dejara de leer. Sea en papel o en electrónico, lo importante es leer.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, lo importante es leer. Muchos jóvenes de ahora tienen un montón de información a la mano y no lo saben.
      Gracias por comentar.
      Un saludo.

      Eliminar
  4. Ay, por Dios, espero que eso no llegue a ocurrir, je,je.
    Y es que los adelantos tecnológicos pueden dar al traste con muchas cosas hasta ahora inestimables.
    De hecho, los álbumes de fotos han quedado arrinconados. Esto, hasta cierto punto, está bien, pues la conservación de las fotografías en mucho mejor en forma digital, pero que no me quiten los libros, por favor. Así que lo bueno de esta notícia es que, llegado el caso, se intentará reintroducirlos, je,je.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Josep. Es cierto lo que dices, ya nadie tiene fotos impresas. Esperemos que no pase lo mismo con los libros.
      Gracias por comentar.
      Un saludo.

      Eliminar
  5. Posiblemente vivamos esos tiempos, muy bien contado e original, enhorabuena. :)

    ResponderEliminar
  6. Hoy día parece imposible que a diez años vista suceda algo así pero nunca se sabe... hasta hace poquito a mi generación, que no nació precisamente en la era digital, le costaba usar móviles conectados a Internet, en cinco años ya nadie imaginaba no tenerlos y con esto puede ocurrir lo mismo. A mí me encanta leer e-books, prácticamente no leo otra cosa por ahorro de espacio, economía y porque me encanta hacer subrayados que en los libros de papel era incapaz de hacer. A mi hija por ejemplo usar un diccionario en papel creo que siempre se le hizo prácticamente imposible, así que no me parece tan raro.
    Has tenido una buena idea, sí señor. Y la has contado de maravilla.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, MJ. Es cierto lo que dices, a los niños de ahora les cuesta un montón buscar en el diccionario, esperemos que este relato se quede en la ficción y no se traslade a los libros.
      Un saludo.

      Eliminar
  7. Hola, Cynthia.
    Qué noticia más divertida, y fíjate que hasta puede ser posible, (con libro de instrucciones y todo) vivimos en un mundo que funciona demasiado rápido y diez años dan para eso, y más. Así que si finalmente es para que vuelva el libro en papel, bienvenido sea.
    Muy original.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Irene. Es cierto, en la actualidad la sociedad evoluciona o cambia muy velozmente, así que diez años no parecen muy lejanos.
      Gracias por comentar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Hola Cynthia. algún día habrá que explicarles a las generaciones futuras como funciona un libro, igual que las actuales no saben como funciona un teléfono analógico o no han visto nunca una vaca. El manual de instrucciones sobre como usar el libro, muy divertido. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Jorge. Hace poco vi un noticia que muchos jóvenes estadounidenses pensaban que la leche chocolatada venía de vacas marrones, así que no me extrañaría. Ja, ja.
      Gracias por comentar.
      Un saludo.

      Eliminar
  9. Menudo descubrimiento. Todo un adelanto a las nuevas tecnologías. Divertido micro, aunque muestre una situación un poco deprimente para quienes todavía preferimos el libro tradicional.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Hola, Cynthia, me ha gustado tu relato pues me ha hecho sonreír con las instrucciones de uso de objeto tan primitivo, y mira que soy de los que pienso que al que le gusta leer, llegado el caso, le debe parecer secundario la elección del formato del libro. A mí, si no me quedara más remedio leería hasta en tablas de arcilla, ja,ja,ja,ja. Sin embargo en algunas ocasiones me entristece mucho encontrarme con personas que dejaron de leer literatura (narrativa, poesía, teatro) al finalizar su época estudiantil y desde entonces nada de nada, no sé como pueden vivir sin ello.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto lo que dices, un lector lee en cualquier formato, físico o virtual. Y sí, es triste ver como muchos dejan de leer después del secundario, y la verdad, es que lo que leyeron en el secundario lo leyeron obligados. Posiblemente la causa se halle en que es lectura obligatoria, y sabemos que lo que es obligado no se hace por gusto. El sistema educativo debería replantearse la manera de incentivar la lectura en sus alumnos. Como lo dijo Borges: "El verbo leer, como el verbo amar y el verbo soñar, no soporta el modo imperativo. Yo siempre les aconsejé a mis estudiantes que si un libro los aburre lo dejen; que no lo lean porque es famoso, que no lean un libro porque es moderno, que no lean un libro porque es antiguo. La lectura debe ser una de las formas de la felicidad y no se puede obligar a nadie a ser feliz".
      Gracias por tu comentario y lectura.

      Eliminar
  11. Una gran noticia que encubre otra un poco tenebrosa. Me recordó a la película de la máquina del tiempo, cuando los Elois le dicen al viajero que sí tienen libros y cuando van a verlos estos se le deshacen en la mano. Un dato muy esclarecedor de hacia dónde se dirigiría la sociedad, no? Aunque los libros digitales aún estarán en alza, pero siempre se echará de menos un libro real.
    Muy divertido y aleccionador, je, je, nunca hay que olvidar el mecanismo de un libro.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que el relato te haya gustado, Pepe. Gracias por comentar.
      Un saludo.

      Eliminar
  12. Definitivamente me parece una noticia plausible para dentro de diez años... Yo misma ahora prefiero leer en digital por las ventajas que ofrece pero sin duda un libro es especial, sentirlo, olerlo, sopesarlo... esperemos que esas cosas no se pierdan nunca. Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Hola Cynthia. Muy original el relato y excelente las indicaciones. Esperemos que esto no ocurra, sería una locura jajajaja 😁 Un abrazo 🐾

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que no, je, je.
      Gracias por comentar el relato, Rosa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Instrucciones para leer un libro. Genial, Cyntia. Una noticia irónica, divertida y esperemos que no premonitoria. Me ha encantado tu micro. Felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te haya gustado el micro.
      Gracias por leer y comentar, Marta.
      Un saludo.

      Eliminar
  15. Preciosa y alentadora historia con las instrucciones básicas para quienes conocen solo el ordenador y el móvil. Sí, rescatar el libro. No dejarlo morir. Te aplaudo de corazón. Contado además con finísima ironía. Google no me deja aparecer con mi nombre, según los días o las horas, pero me arreglaré: Juana Medina te envía una felicitación por tu trabajo y un abrazo. ¡Viva Gutenberg!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Juana. Muchas gracias por tu comentario. Me alegro que la noticia te haya gustado.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Jajaja, Cynthia, esperemos que no ocurra, no hay mayor placer que hojear un libro. Pero si se da el caso, tus instrucciones vendrán genial. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado el micro, Dolores, y divertido.
      Gracias por pasarte por mi blog.
      Un saludo.

      Eliminar
  17. Muy original tu relato... que podría ser incluso hasta real. =O

    La buena noticia es que el libro no desaparece y las futuras generaciones lo descubren y se enamoran él. jeje!!
    Eso me ha encantado... =)
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Hola, Cynthia. Esta amnesia colectiva, o memoria de pez, me parece preocupante. Algo habrán echado a las vacunas para que se borre esta información. Esperemos que quede algún recalcitrante agarrado a sus libros para que enseñe la magia del papel. Me ha gustado este relato que se aparta de los catastrofistas que voy leyendo (aunque que que se olvide cómo funciona un libro parece también una catástrofe). Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Isan. Me gustó tu teoría de las vacunas.
      Gracias por leer y comentar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Muy interesante noticia, pero ojalá que eso nunca suceda, amo los libros en papel, ver mis bibliotecas repletas de ellos, son un tesoro, solo uso el electrónico en un viaje, porque llevo muchos libros en un pequeño espacio, pero para mi vida diaria, adoro los de papel, muy buen relato, saludos. PATRICIA F.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá nunca pase.
      Gracias, Patricia, por leer y comentar.
      Un saludo.

      Eliminar
  20. jajaja, las intrucciones de uso son fantásticas. Me encantó hasta el tono jocoso.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Albada. Me alegro que te haya divertido el micro.
      Un saludo.

      Eliminar
  21. Yo creo que no va a haber que esperar al 2032 para que algunos necesiten un tutorial para saber cómo se usa un libro. De hecho, estoy casi segura que habrá que impartir, más pronto que tarde, clases de refuerzo de lectura.
    Muy bueno.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto lo que dices, Kirke. No parece una realidad muy lejana.
      Gracias por comentar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  22. Me parece casi un relato de terror. Es una pena, pero vamos hacia esto. Por otro lado, Cynthia, no te extrañe que para entonces se nos haya olvidado hasta leer. Una noticia muy original.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  23. Hola, Cynthia. Hace unos años se anunció abombo y platillo el fin del libro "tradicional" en beneficio del electrónico, algo que el futuro se se encargó en desmentir. El libro vive un buen momento. Yo soy de los que colecciono libros. Me gusta verlos bien colocados en mis estanterías y elegir por lo llamativo de sus lomos. Aún así, también poseo un libro electrónico pues me resulta muy útil para leer una líneas antes de dormir. Creo que ambos sistemas pueden convivir en paz. El problema está en que hay personas, muchas, que se emlefñan en no leer y lo llevan con orgullo.
    Un buen relato. Felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, los lectores siempre leemos en cualquier formato.
      Gracias por comentar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  24. Una noticia muy triste, esperemos que no llegue a cumplirse nunca.
    Muy bien expuestas las normas de uso je je je
    Un saludo Cynthia
    Puri

    ResponderEliminar
  25. Hola, Cynthia. Ahí le has clavado y yo casi añadiría que quien tomara uno de esos objetos repletos de páginas tampoco se piense que una voz le vaya a recitar su contenido.
    Estamos llegando a una evolución donde la comodidad puede acabar en desidia y no ser capaces ni de encender o apagar la luz si no tenemos la aplicación en el móvil o en su defecto un mando a distancia.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta decir que la evolución tecnológica es equivalente a una devolución humana.
      Gracias por leer y comentar.
      Un saludo.

      Eliminar