jueves, 8 de febrero de 2018

Me iré sabia


De artilugios sólidos, que pesan, que quedan,
no pasan al éter.
Feliz de aquel que cultiva con la mente,
y pasan la muerte.  

Pan de sabiduría, engorda al espíritu,
única riqueza.  
Oro, plata, mármoles y piel añeja,
pesan, todo queda.  

Cuando la deuda vitalicia me reclame,
me iré liviana,
de cuerpo vacío, pero de alma colmada,
me iré sabia.


4 comentarios:

  1. Es un buen plan.
    Hasta que llega ese momento, se vive mejor.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leer y comentar la poesía.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Gracias a un grupo Simpsons di con este blog y este poema. Bella manera de versar los bienes trascendente, que si uno se pone a pensar, a su manera, por fortuna también son intrascendentes.
    Un gusto leerte. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uno no se lleva nada de esta vida, asi que no tiene mucho sentido cultivar bienes materiales, o por lo menos yo lo veo así.

      Que bueno que hayas podido dar con mi blog. Y que te haya gustado lo que escribo.

      Un Saludo!!

      Eliminar