sábado, 31 de enero de 2015

Lechuza de Fuego, Lechuza de Hielo.

Nacen como del cristal, capas delgadas se parten en trozos cuando sus poderosas zarpas las atrapan. Solo trizas como cenizas en el lugar quedan.
Él es de fuego, de pechos anchos y alas que queman el viento.
Habita los bravos desiertos y pasea por los meandros de los acantilados.
Siempre tentando la suerte, siempre desafiando el destino.
Ella es de hielo, de ojos sabios, de zarpas brillantes y de plumas que congelan las aguas.
Habita los fríos valles y las solitarias montañas nevadas, lleva en su corazón solo escarchas.
Siempre pensando, siempre meditando. 
Ambos se aman a pesar de las diferencias y las distancias, pero nunca podrán encontrarse sus cuerpos.
Él se extinguiría cerca del hielo y ella se esfumaría en el desierto.   

Solo tienen la ilusión de un imposible encuentro. 

6 comentarios:

  1. Un amor desafiando su propria naturaleza.. Guste. Placer leerte Cynthia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Hans por leer. Es un gusto recibir sus comentarios. Saludos

      Eliminar
  2. Una prosa sumamente poetcia Cynthia.
    Felicitaciones, es magnifica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por leer y por tu comentario.
      Me alegra muchisimo que te haya gustado mi humilde poema.
      Buen fin de semana!

      Eliminar
  3. Un amor imposible, aunque con el saber que el otro existe les es suficiente, porque sin uno, el otro no existiría.

    Precioso texto, Cynthia. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leer y comentar todo...jjaja

      ABRAZO

      Eliminar