jueves, 5 de febrero de 2015

El Origen de los Pensamientos

En una vasta granja alejada de la ciudad, vivía una hermosa joven, de piel blanca cuales mármoles lucía, cabellos luminosos y ojos nacidos de los colores ámbares. Cual hermosa era que el dios que gobernaba sobre la guerra al momento de verla había quedado enamorado de su belleza.
El más vengativo de los dioses anhelaba convertirla en su esposa, pero la joven ya estaba comprometida, con uno de los hombres más ilustres y sobresalientes de la sociedad, hombre de una familia de raíces fuertes y profundas en la historia de aquella ilustre ciudad. Mas el dios no pudo olvidarse de ella.
Un día bajó a encontrarse con la joven, pero la ella lo rechazó de inmediato, le era fiel a su prometido sin importarle que un poderoso dios la sedujera.
El bélico dios sintió una dolorosa sofocación en su pecho, la ira colmó su corazón, si él no la tendría, nadie más lo haría.
Airó en el corazón del rey que gobernaba sobre aquellas tierras la furia y la discordia, despertando el deseo de la conquista, de ampliar su poderío sobre las zonas limítrofes.
Todos los jóvenes tuvieron que enlistarse de inmediato para la guerra, marcharían a la invasión de sus vecinos.
La joven lloró sin consuelo alguno, su comprometido marchaba en las primeras filas, sería su final.
El dios se encargó de que el joven fuera el primero en morir en aquella guerra. Una lanza enemiga le atravesó el corazón que una vez había amado a la hermosa mujer de los campos agrestes.
De la sangre del corazón que baño las grumosas tierras fértiles crecieron pensamientos, flores que representaban la nostalgia del amor que un día sintió, pero que nunca pudo consumar.







10 comentarios:

  1. Hermosa parábola, a la vez romántica y trágica, es decir realista. Sin embargo, se me presentó una pequeña impropriedad, en la equivalencia entre “pensamentos” y “flores”.

    Mientras que las flores son una de las más bellas y tiernas expresiones de la espontánea potencia de la vida, los pensamientos – artificial respuesta de la memoria –,consisten en vehículos de contenidos de segunda mano, expresión de un proceso mecânico y árido.

    Elimine el término “pensamento”, restringiendo la simbología a las “flores” y la historia estará perfecta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por leer y comentar. Mi idea desde un principio fue utilizar las flores pensamientos para crear esta leyenda, es decir el origen de aquellas flores, ya que culturalmente dicha clase de flores representan la nostalgia, pero volvere sobre el relato e intentare corregirlo.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Querida Cynthia:

      Cómo no conozco muy bien el español, no atinei exactamente com el contexto de la parábola.

      Si hay una especie de "flores pensamientos", la obra es ya perfecta. Perdoname la ignorancia.

      Y no me cansa admirar sus encantos y talentos.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Muchas gracias. Me alegra que le haya gustado. SALUDO

      Eliminar
  3. Y aun con su poder, el dios no pudo conquistarla. Hizo mal a todos, tal vez incluso a si mismo. Y ese fracaso emocional tal vez perdure en su memoria de inmortal.

    ResponderEliminar